Redacción | Cádiz.- CSIF quiere denunciar públicamente la falta de policías locales que padece la capital gaditana durante estos meses de verano, con lo que se dificulta su labor y hace complicado mantener la seguridad ciudadana, controlar el tráfico y velar por el cumplimiento de las ordenanzas municipales. De hecho, se han dado casos, en momentos concretos, en los que todo el casco antiguo ha estado controlado por un solo policía de barrio junto a un patrullero, siendo una situación totalmente insuficiente.

Así, CSIF solicita al Ayuntamiento de Cádiz que, al igual que se hace en otros municipios costeros donde la población se multiplica en periodo estival, se aumente cada turno laboral en al menos diez agentes.


En estas fechas la población de Cádiz se triplica y la plantilla de Policía Local disminuye por vacaciones de los agentes, bajas y la no cobertura de vacantes, hasta al punto de no poder acudir a muchos de los requerimientos de los ciudadanos, no pudiendo dar una cobertura adecuada y digna a la seguridad de habitantes y visitantes. Para la Central Sindical es más que evidente que Cádiz necesita más unidades policiales, teniendo en cuenta que a los residentes y veraneantes hay que añadir los cruceristas que recalan en la ciudad, llegándose a encontrar, en días concretos, con más de 6.000 personas paseando por las calles de Cádiz.

Compartir con: