La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Cádiz quiere denunciar públicamente los nombramientos irregulares que se suceden en distintas secciones y departamentos municipales con el beneplácito del alcalde. Para CSIF, “es lamentable que el primer edil haga “la vista gorda” con estos casos, a pesar de los requerimientos de información presentados por este sindicato”, aseguran.


Según apuntan, uno de estos casos es el que se da en Conserjería, cuya encargada general ha estado desarrollando esta función durante varios meses sin que su nombramiento haya pasado por el Servicio de  Personal, y cobrando las diferencias salariales que conllevan este puesto de trabajo. Este sindicato ha enviado, por correo interno y en el registro general, un escrito solicitando información de tal nombramiento, no recibiendo hasta el momento contestación alguna. “Se da el caso de que esta encargada general de Conserjería está desempeñando sus funciones, sin estar nombrada oficialmente, sin poseer titulación ni capacitación, mientras que ya ha sido seleccionada otra persona para este puesto de forma legal, tras pasar un proceso de selección cumpliendo con los requisitos que exige el puesto en cuestión”, asegruan.

Para CSIF, lo que es peor es que los ordenanzas están recibiendo órdenes por parte de diferentes personas, entre ellas, la ya ex encargada general de Conserjería y cargos de otros departamentos, saltándose a la coordinadora del servicio de Consejería. De este modo, los ordenanzas municipales, en particular los compañeros de CSIF que han dado la voz de alarma sobre estas irregularidades, están siendo sometidos a directrices arbitrarias y contradictorias, provocándoles indefensión y confusión sobre sus quehaceres, y todo bajo amenaza de apertura de expedientes disciplinarios.

La sección sindical ha puesto esta serie de irregularidades en manos de la asesoría jurídica de CSIF.

Para CSIF, “no es lógico que un Gobierno local, con el alcalde a la cabeza, permita este tipo de irregularidades y haga oídos sordos a las denuncias y reclamaciones de los representantes legítimos de los trabajadores”, puntualizan.

CSIF, ante esta situación, reclama al Ayuntamiento que redacte y ponga en marcha un protocolo de actuación en el servicio de Conserjería, para que queden claras las funciones y las personas encargadas de llevarlas a cabo, y así evitar el descontrol y las órdenes arbitrarias que se están dando últimamente.

Compartir con: