Redacción | Cádiz.- La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Cádiz lamenta la falta de apoyo que están sufriendo los agentes de la Policía Local por parte del equipo de Gobierno y de los responsables de la Jefatura en relación a la sanción impuesta a una persona por la grabación y posterior difusión de  una intervención de cuatro policías en plena calle contra la venta ambulante. Para CSIF es indignante que el Gobierno local y la Jefatura nieguen haber puesto denuncia alguna contra la persona que grababa el video cuando se estaba vulnerando el derecho a la intimidad de los agentes en el desempeño de sus funciones. Porque para este sindicato, la Jefatura siempre debe actuar de oficio y denunciar cualquier caso en el que se atente contra la integridad de los funcionarios o cualquier otra situación que vulneren sus derechos.

CSIF recrimina al alcalde y a los mandos de la Policía Local que causen todo un revuelo por cuestiones políticas, por un gesto cara a la galería, cuando los agentes lo único que estaban haciendo era cumplir con su labor, con las órdenes recibidas de sus superiores y con la ley.


CSIF quiere dejar claro que es siempre el jefe de la Policía Local el que ordena el control de la venta ambulante a través de campañas que se repiten a lo largo del año, al igual que otras campañas de control como el uso del teléfono móvil durante la conducción o de ocupación de la vía pública, o bien a requerimiento de algún ciudadano que denuncia una ilegalidad. Así, desde el sindicato se espera que los responsables políticos y los mandos de la Policía Local defiendan a sus trabajadores en lugar de escabullirse en situaciones de este tipo.

 

Compartir con: