Redacción | Campo de Gibraltar.-  CSIF vuelve a denunciar la situación que vive el área de gestión sanitaria del Campo de Gibraltar (los dos hospitales de la comarca y los centros de salud) en los meses de verano, una vez puesto en marcha el plan de vacaciones diseñado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Un plan que para CSIF sigue siendo inadecuado, insuficiente y profundamente injusto, perjudicando tanto a los trabajadores como a los más de 300.000 usuarios que habitan en la comarca.

En concreto, la Central Sindical denuncia el retraso en las contrataciones de categorías profesionales importantes, como enfermeras, auxiliares de enfermería, personal de lavandería y de cocina, o directamente la nula contratación de matronas, celadores, técnicos especialistas y personal de mantenimiento. Desde el 1 de julio hasta mediados de septiembre se cerrarán dos quirófanos en el hospital Punta de Europa de Algeciras. Y también se siguen cerrando parcialmente servicios y unidades de gestión clínica (UGC), con reducción del número de camas disponibles y de personal en los distintos turnos. Para CSIF, el SAS pretende disfrazar la realidad con el eufemismo de ‘reserva de camas’, cuando no hay personal suficiente para atender dichas camas en el momento en que sean necesarias.


Así, CSIF considera intolerable que ante la falta de sustituciones se tengan que modificar las fechas de vacaciones de los trabajadores, impidiendo el justo derecho del trabajador al disfrute de sus vacaciones reglamentarias en el periodo solicitado. Incluso, se dan casos en que los facultativos del Punta de Europa realizan guardias de presencia física en el hospital de La Línea, teniendo que reclamar, posteriormente, el cobro de dichas guardias, con muchos problemas burocráticos de por medio.

Con todo esto, la dirección del Área de Gestión Sanitaria sigue solicitando a los facultativos del hospital de Algeciras, que refuercen servicios, asuman citas, consultas, localizadas y determinadas operaciones en el hospital de La Línea, a sabiendas de que todos los servicios del Punta de Europa están, en el mejor de los casos, al límite de personal y en muchos otros por debajo de la ratio de facultativos necesarios por número de habitantes.

Es verdad que esta situación se ve agravada en los meses de verano, pero hay que destacar que desde que comenzaron los recortes, el área se encuentra siempre bajo mínimos en contratación y sustitución de personal, y con una eventualidad que supera con creces al resto de centros del SAS y persisten los contratos precarios y sin garantías de continuidad. Todo esto conlleva que profesionales de gran validez, con excelente formación y experiencia, difíciles de encontrar, se les convenza para que se desplacen hasta aquí, ofreciéndoles y prometiéndoles continuidad, se les contrate como eventuales por 15 días o un mes y terminen marchándose porque no se autoriza, según la dirección, por Servicios Centrales, la renovación de sus contratos, y siendo del todo necesarios.

CSIF quiere recalcar que son los trabajadores los que, con su esfuerzo y profesionalidad, consiguen prestar la atención digna y de calidad que los ciudadanos se merecen, por lo que se pide al SAS que ponga fin a los recortes y mejore las condiciones laborales de sus empleados, con más contrataciones y cobertura de vacantes.

Compartir con: