La Policía Local ha detenido este fin de semana a cuatro personas por presuntos delitos contra la seguridad vial, al conducir bajo los efectos del alcohol. Así, el sábado a mediodía, agentes de la Policía Local, que realizaban servicio encomendado de patrulla por la Gran Vía de Los Gallos, observaron un ciclomotor circulando en sentido contrario. Éste, al percatarse de la presencia policial, realizó maniobra esquiva, introduciéndose en una zona de estacionamientos. Ante tales hechos, los policías se acercaron hasta él para identificarlo, momento en el que apreciaron que presentaba síntomas de embriaguez. Al serle requerida la autorización administrativa para conducir y no mostrarla, se solicitó el dato a través de la Dirección General de Tráfico, constándole una suspensión temporal del permiso de conducir.

Además el conductor del ciclomotor fue trasladado hasta dependencias policiales para la realización del alcohotest, dando un resultado positivo. Como resultado de la intervención, fue detenido A.G.A., de 52 años, como responsable de dos presuntos delitos contra la seguridad vial. Así, el ciclomotor carecía de seguro obligatorio y no había sido presentado a la inspección técnica de vehículos, siendo denunciado en vía administrativa por ambas infracciones. Por otro lado, al detenido le constaban antecedentes por un delito contra la seguridad vial, uno de amenazas y otro por robo con fuerza.


Por otro lado, el domingo 15, sobre las cinco de la madrugada, cuando agentes de esta Policía Local realizaban servicio de vigilancia de población por la zona de costa, vieron cómo un turismo circulaba a velocidad excesiva, saliéndose de su carril en varias ocasiones y volviendo al mismo con maniobras bruscas, llegando incluso a invadir la zona de estacionamientos. Ante tales circunstancias, los policías le dieron el alto y, cuando procedían a su identificación, apreciaron en el conductor síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que se requirió la presencia del grupo de Atestados de esta Policía Local para la realización de las correspondientes pruebas.

Una vez informado de los derechos y obligaciones que le asisten, los agentes le practicaron la prueba de alcoholemia, arrojando un resultado que casi quintuplicaba la tasa de alcohol legalmente permitida para conducir. De este modo, se detuvo a J.A.N.C.V., de 32 años, como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial.

Ya a las 11.00 horas, y a través del terminal de emergencias 112, se recibió aviso de que se había producido un accidente de tráfico por salida de vía en la rotonda de Sancti Petri. Desplazados de inmediato hasta el lugar, los agentes de la Policía Local comprobaron la veracidad del requerimiento, con un único vehículo implicado, el cual estaba en la cuneta, encontrándose su conductor sentado sobre el acerado. Además, presentaba claros síntomas de encontrarse ebrio, teniendo incluso dificultad para mantenerse de pie.

De esta forma, los policías le informaron que se le iban a efectuar las pruebas de detección alcohólica, las cuales dieron resultado positivo. Finalmente se procedió a la detención de M.G.R., de 59 años, como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Realizada la consulta, al detenido le constaban antecedentes por delitos de atentado, quebrantamiento de condena y contra la seguridad vial.

Finalmente, sobre las 20 horas, agentes de la Policía Local llevaron a cabo un control de vehículos en una de las principales arterias de la ciudad, en colaboración con la campaña de motocicletas de la Dirección General de Tráfico. Durante el mismo, los agentes fueron dando el alto de manera aleatoria a varios vehículos, si bien, cuando procedían a la identificación de uno de los conductores, observaron que presentaba fuerte olor a alcohol y dificultad a la hora de hablar. En vista de lo anterior, procedieron a realizar las pruebas de detección alcohólica, arrojando resultado positivo. Con todo ello, se procedió a la detención de J.C.S.R., de 41 años, siendo imputado por un presunto delito contra la seguridad vial, constándole antecedentes por delito de resistencia a la autoridad y otro por falta de amenazas.

Compartir con: