La concejala de Cultura y Fiestas considera que no es “ni viable, ni oportuno” convocarlas ahora y pospone su celebración

El Ayuntamiento de Cádiz ha comunicado a los 18 grupos interesados en participar en galas de Carnaval y a la Asociación de Romanceros que no se van a organizar ni las galas de Carnaval ni concurso de romanceros este mes de febrero debido al avance de la incidencia del coronavirus en la ciudad de Cádiz, y a las nuevas medidas impuestas por la Junta de Andalucía, que hacen inviable la celebración.

Así lo ha trasladado la concejala de Cultura y Fiestas, Lola Cazalilla, quien explica que desde el Consistorio gaditano no se considera «ni viable, ni responsable, ni oportuno» organizar estos eventos ante el pronunciado aumento de los casos de coronavirus en la ciudad y las medidas de la Junta de Andalucía que limitan las posibilidades en este sentido.

«Tal y como hemos dicho siempre, vamos a anteponer la salud por encima de todo y, en esa línea, tras una evaluación y revisión constante de la situación y de las posibilidades, hemos decidido optar por otras alternativas que permitan disfrutar del Carnaval de Cádiz este febrero con las máximas garantías sanitarias y respetando las recomendaciones al respecto», añade.

En cualquier caso, Cazalilla expone que la organización de las galas «se pospone» y que se afrontará en el futuro cuando las circunstancias sanitarias lo permitan, y que cuando eso ocurra se abrirá un nuevo proceso de inscripción. Para entonces, además, se contará con el baile por tanguillos y las agrupaciones de la cantera, que no habían podido concurrir en esta ocasión puesto que para ellos se estimaba especialmente complicada la situación de partida. «Cuando el contexto mejore, podremos brindar la oferta de forma plural y profunda a todos estos actores de la fiesta, porque además creemos que es de justicia y porque es el futuro de nuestro Carnaval», reseña Cazalilla.

La concejala de Cultura y Fiestas señala que actualmente se está perfilando una programación alternativa que se desarrollará fundamentalmente desde medios digitales para que pueda disfrutarse y vivirse el Carnaval de Cádiz en su mes con distintas actividades y, al mismo tiempo, seguir las recomendaciones sanitarias sin poner en riesgo a nadie.

«Estamos afinando y precisando lo máximo posible nuestras propuestas para lograr compatibilizar que haya Carnaval de Cádiz, aunque esté mermado por las circunstancias, y que no exista riesgo para la salud pública por las actividades que se desarrollen», apunta.

Asimismo, Cazalilla recalca que desde la Delegación de Cultura y Fiestas se continuará trabajando con la Asociación de Artesanos, con la que ya se han producido varias reuniones para configurar y definir vías de apoyo, difusión y visibilidad del sector.

En el correo enviado a las agrupaciones, la Delegación de Cultura y Fiestas agradece «el interés mostrado» para, acto seguido, incidir en que «la violencia y la propagación de la pandemia en las últimas semanas y en esta tercera ola provoca que sea muy difícil garantizar la inexistencia de riesgo» en el mes de febrero si se organizaran las galas, a lo que suma “las nuevas medidas decretadas por la Junta que limitan las posibilidades”. Acto seguido, anuncia su decisión de trasladar esta iniciativa «a un futuro donde las condiciones sociosanitarias permitan su organización con todas las garantías».

«Llegados ese momento se abrirá un nuevo proceso de inscripción en el que esperamos puedan tener cabida, además de romanceros y semifinalistas del COAC 2021, agrupaciones de la Cantera y grupos de baile por Tanguillos, con el objetivo de configurar una programación amplia, representativa y diversa de nuestro Carnaval», añade para concluir.

Por otro lado, en el correo electrónico remitido a la Asociación de Romanceros, la Delegación de Cultura y Fiestas sostiene que “sería una irresponsabilidad celebrar el Concurso de Romanceros en las fechas que barajábamos” por “dos razones fundamentales: en primer lugar, la violencia y la propagación de la pandemia en las últimas semanas y en esta tercera ola provoca que sea muy difícil garantizar la inexistencia de riesgo. Y en segundo, los nuevos horarios establecidos por la Junta de Andalucía en relación a espacios culturales hace prácticamente inviable el desarrollo del certamen”.