El alcalde de El Puerto de Santa María, David de la Encina, quiere llevar a pleno este mismo año el proyecto de desarrollo de la margen izquierda del Guadalete y para ello, de la mano del presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, José Luis Blanco, han presentado este miércoles a todos los grupos de la oposición el borrador de convenio entre el Ayuntamiento y la APBC, “de forma que podamos dedicarle todo el año 2019 a ultimar ese planeamiento con vista a que vengan inversores que puedan ubicar en nuestra margen izquierda operaciones de envergadura que creen riqueza, empleo y desarrollo”, según ha señalado el primer edil portuense.

David de la Encina ha explicado que, en la “misma línea de colaboración que hemos mantenido y cerrado con Autoridad Portuaria para el desarrollo del proyecto de La Puntilla, hemos querido sentar las bases del desarrollo, con todos los grupos de la oposición y del presidente de la APBC, para otro ambicioso proyecto, importantísimo para El Puerto de Santa María, denominado AA1 (Área de Actuación 1), que corresponde a la margen izquierda y, en concreto, a ese triángulo, esa cuña, que se forma desde el puente de San Alejandro hasta la rotonda de Bahía Mar”.

Tras recordar que “vengo defendiendo desde el principio de mandato que El Puerto de Santa María debe aprovechar todo el potencial que ofrece y parte de ese potencial está vinculado a la Autoridad Portuaria, con cuatro bolsas de suelo importante que son propiedad de la APBC”, el alcalde de El Puerto considera que “ahora es el momento oportuno para ponernos a trabajar e ir trabajando en la oportunidad que representan estas bolsas. Y en concreto con esa parcela de 75.000 metros cuadrados que se va abriendo en el cauce urbano del río, que dejaron de tener un uso portuario desde hace tiempo y que ahora, como alcalde, creo que supone una oportunidad muy importante para el desarrollo de actividades de ocio, turismo, hotelero, comercial, … para nuestra ciudad”.

En este sentido, ha destacado que los departamentos técnicos de Autoridad Portuaria y del Ayuntamiento llevan ya mucho tiempo trabajando y que ahora hay “un claro compromiso institucional entre el presidente de Puertos del Estado y mío como alcalde”, por lo que han considerado que “era importante consensuarlo con el resto de grupos del Ayuntamiento. Por eso hemos mantenido una reunión en la que se ha explicado los pormenores del borrador de convenio elaborado, y es muy de agradecer el talante del PP, Ciudadanos, Levantemos y, por supuesto, PSOE e IU, en aras de que sigamos perfilando el desarrollo técnico, el trazo delicado de qué poder hacer allí, antes de dar el siguiente paso, que es ultimar los informes técnicos para poder llevar a pleno, dentro de este mismo año, la propuesta de modificación del PGOU, desafectando esos suelos y dedicarle todo el año 2019 a ultimar ese planeamiento con vista a que vengan inversores que puedan ubicar en nuestra margen izquierda operaciones de envergadura que creen riqueza, empleo y desarrollo y que nos permitan en un futuro cercano no ver una margen izquierda como la de ahora, yerma, vacía, sino llena de actividades muy interesantes para el empleo, la riqueza de El Puerto de Santa María”.

Por su parte, el presidente de la APBC, José Luis Blanco, también ha puesto de relieve que el encuentro se centra en “trabajar en un consenso para el desarrollo de la margen izquierda del río”. Para ello han presentado un borrador de convenio que permitirá que el Ayuntamiento disponga a través de una cesión directa, de una parcela de 10.000 metros cuadrados prácticamente en el centro de la ciudad, porque está frente al parque Calderón, para equipamiento público municipal o cualquier uso que le quiera dar.

Se trata de un convenio que “permitirá simplificar el procedimiento para que la inversión, tanto pública como privada, se pueda hacer de la forma más rápida posible, de forma que se agilizarían los procedimientos administrativos para que cualquier iniciativa pueda desarrollarse en el menor tiempo posible”.

De igual forma, el convenio también permitiría ampliar los usos. “Ahora mismo hay un Plan Especial al ser un recinto portuario, sometido a la Ley de Puertos que permite unos determinados usos, pero con el nuevo convenio y desarrollo urbanístico posterior se facilitarían nuevos usos. Por poner un ejemplo, si ahora quisiéramos poner ahí un hotel, tendría que recibir el visto bueno del Consejo de Ministros, pero con este convenio y su desarrollo ya no sería necesaria esa aprobación, solo la del pleno municipal”, ha asegurado José Luis Blanco.

Compartir con: