Redacción | Chipiona.- El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, ha abordado con el alcalde de Chipiona, Antonio Peña, el modo de potenciar el apoyo que el Gobierno de España hace desde el punto de vista promocional y cultural a la difusión del faro de Chipiona, el más alto de España y uno de los auténticos referentes turísticos de la provincia de Cádiz.

Estas conversaciones se engloban en la presentación al alcalde del proyecto ‘Faros de España’ del Ministerio de Fomento, que se desarrolla a través de Puertos del Estado, para dar usos complementarios a los espacios ociosos de los faros gaditanos, potenciando las actividades lúdicas, culturales y turísticas en los mismos, sin olvidar el apartado hotelero y de restauración, según cada caso.


En una visita al faro de Chipiona, que este año celebra su 150 aniversario, De Torre ha señalado la compatibilización del uso tradicional como faro que se hace en estos momentos con la exposición que se exhibe en el mismo sobre su construcción, uso y lo que ha supuesto y representa para la navegación marítima en el Golfo de Cádiz.

 

En la provincia de Cádiz, de los siete faros que podrían acogerse a este programa, en marcha desde hace casi dos años, se ha interesado por el faro de Trafalgar una empresa, que tiene la intención de desarrollar actividades complementarias hotelera y de restauración. Precisamente éste será el segundo faro de España que amplíe su objetivo primordial, la seguridad en el mar, compatibilizándolo con el de la restauración y uso hotelero, una vez concluya la tramitación en Puertos del Estado de la concesión y sea aprobado por consejo de ministros.

 

En el caso del faro de Chipiona –sobre el que actualmente no hay propuesta de concesión-, la actividad a la que se está dedicando sus instalaciones, además de mantener su labor de vigía en materia de seguridad marítima, es en el ámbito cultural y divulgativo, lo que está siendo aprovechado por la Autoridad Portuaria de Sevilla (APS) y por el Ayuntamiento de Chipiona para poner a disposición de los ciudadanos su historia, sus instalaciones y sus visitas guiadas organizadas, destacando el uso cultural que se está dando a muchos colectivos sociales, colegios y organizaciones culturales sobre la navegación y la seguridad marítima, contándose en más de 10.000 personas quiénes al año visitan estas dependencias, muchas de las cuales acceden a la torre en la visita guiada para contemplar la panorámica.

 

De este modo, el Gobierno estudia establecer con el Ayuntamiento los mecanismos de colaboración y la figura jurídica a aplicar para ratificar ante el municipio ese apoyo estatal que ya tiene a través de la APS. De Torre ha anunciado la realización de gestiones ante Puertos del Estado, organismo del Ministerio de Fomento, “para aprovechar el faro como referencia de contenidos de lo que Chipiona puede ofrecer a quién la visita”, iniciativa que ha agradecido al alcalde.

 

 

PROGRAMA ‘FAROS DE ESPAÑA’

El objetivo de este programa es incentivar y consolidar la inversión privada en el desarrollo turístico del área de influencia de los faros, “siempre a través de una estrategia acorde con la sostenibilidad, y bajo la premisa de compatibilización de los nuevos usos con su tradicional e inexcusable función como ayuda a la navegación”, ha indicado el subdelegado.

 

Cualquier iniciativa debe permitir que los faros y sus instalaciones anexas donde las haya, sin modificar alturas ni volumetría, “sigan cumpliendo su misión fundamental de seguridad marítima como algo prioritario, pero poniéndolos en valor también en la faceta cultural y turística del entorno donde se encuentran encuadrados”.

 

Se espera que dicha inversión sirva de estímulo al crecimiento económico del entorno de los faros, fomentando e incentivando la instalación de empresas capaces de generar empleo y orientadas a la diversificación, modernización y fortalecimiento del tejido empresarial local.

 

Desde hace varios años el Ministerio de Fomento, a través de Puertos de Estado, viene impulsando el desarrollo de iniciativas de usos complementarios en los espacios ociosos de los faros españoles. Estas iniciativas, provenientes del sector privado, público y/o público-privado (sistema mixto), son tramitadas a través de las autoridades portuarias, siendo Puertos del Estado el departamento que emite el informe vinculante definitivo.

 

Los faros, además de la lógica misión de servicio a los navegantes, constituyen una oferta atractiva para la sociedad desde ámbitos tan diversos como la arquitectura, la fotografía, la pintura, la literatura y el cine, lo que ha dado lugar a un creciente interés cultural y turístico que hoy se atiende mediante su integración en rutas, o con una serie de usos complementarios.

 

Uno de los valores de los faros que más realzan la función social anterior es su legado histórico-técnico, el cual exige un compromiso de conservación y rehabilitación permanente que, en muchos casos, va más allá de lo que las autoridades portuarias son capaces de recaudar en concepto de tasas de ayudas a la navegación, requiriendo por consiguiente nuevas fórmulas con participación de la iniciativa privada.

 

La necesidad de preservar dicho legado y, a la vez, de abrirlo a la sociedad, aconseja impulsar la realización de usos complementarios en aquellos espacios ociosos de los faros que, de acuerdo con la legislación vigente, los permitan.

 

 

Compartir con: