El alcalde de Cádiz, José María González, ha decretado el próximo miércoles, 21 de noviembre, día de luto oficial ante la magnitud de la tragedia vivida en las costas gaditanas con el último naufragio de una patera en Los Caños de Meca, que se ha cobrado la vida de al menos 22 personas cuyos cuerpos ha devuelto el mar.

De esta manera, las banderas ondearán a media asta en el Ayuntamiento y en los edificios municipales en la jornada del miércoles. Se atiende así a una petición realizada por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) “ante el drama en nuestra frontera sur por políticas migratorias que no respetan los derechos humanos y que han provocado ya la muerte o desaparición de 629 personas en lo que llevamos de año”.

Con este día de luto oficial se pretende honrar la memoria de cuantos han perdido la vida en las costas gaditanas y mostrarles, desde la institución municipal, el respeto que se merecen.

Además, se entiende que esta medida puede contribuir, obteniendo una mayor resonancia social y pública, a conseguir un mayor apoyo y recursos para atender a situaciones de emergencia humanitaria como esta y que, lamentablemente, no parece vayan a dejarse de producir en un futuro próximo.

Compartir con: