Redacción | Provincia.- Un sistema ágil y flexible, que permita a las empresas incrementar su competitividad y atender las exigencias de un cliente que demanda el mejor producto. De esto trata precisamente la Metodología Lean, aplicada al sector automovilístico y también al naval. La Diputación de Cádiz es el escenario hoy y mañana de unas jornadas, organizadas por el Clúster Marítimo Naval de Cádiz y la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), en las que distintos expertos van a formar a los representantes de la industria auxiliar naval sobre cómo optimizar sus sistemas, sus procesos y sus servicios para que sus productos sean competitivos. “Compartirán conmigo que el nivel de competitividad es muy elevado y obliga a cada una de las empresas a ajustarse a los requisitos de los clientes y controlar los procesos internos que puedan dar un mayor valor añadido”, ha señalado la presidenta de la Corporación Provincial, Irene García, durante su intervención en la inauguración de este encuentro empresarial.

La inauguración de las jornadas, que se extenderán hasta el jueves en el Palacio Provincial, ha contando también con la participación del delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía, Fernando López Gil, quien ha destacado el carácter estratégico de este sector industrial para la provincia de Cádiz y el resto de la comunidad autónoma, con Navantia entre los grandes astilleros europeos y 150 empresas auxiliares; de José María Camacho, en calidad de presidente del clúster, quien ha señalado en su intervención que la Metodología Lean ha demostrado su efectividad allí donde se ha aplicado; de Carmen Romero, secretaria general de la CEC, y de Pablo López Díez, director de Nuevas Construcciones de Navantia San Fernando y Puerto Real, quien ha sido expresivo en sus palabras al señalar que “Navantia va a seguir apostando por el sector naval en la Bahía de Cádiz”.

Un clúster no es otra cosa que un grupo de empresas interrelacionadas que trabajan en el mismo sector industrial y que colaboran estratégicamente para obtener beneficios comunes. Lo que se pretende con la industria auxiliar de los astilleros en la Bahía, para superar a la última crisis económica global. Un sector que sabe que se enfrenta a unas condiciones de supervivencia más estrictas, con una altísima competencia, que obliga a poner en funcionamiento nuevos modelos de gestión, optimizar los sistemas, los procesos y los servicios, atendiendo a la demanda del cliente que, como ejemplos, quiere el mejor gasero, o el mejor buque tanque, o la fragata con la tecnología más eficaz.

Paralelamente a la gestión eficiente empresarial se requiere la formación de los profesionales, ambos objetivos por los que apuesta el Clúster Marítimo Naval de Cádiz desde su creación. Objetivos que requieren el apoyo de las administraciones. Al respecto, el gobierno de la Diputación de Cádiz ha expresado en más de una ocasión su compromiso en el apoyo a este sector, “que es un motor económico de la provincia y que permite mantener empleo y generar nuevas oportunidades de trabajo para personal especializado”, en palabras de la presidenta Irene García.

Este compromiso también se ha plasmado hoy con la firma de un acuerdo de colaboración de la Diputación con el citado clúster, con el compromiso de promocionar actividades de comunicación para potenciar la imagen y la difusión del clúster y de desarrollar proyectos piloto que permitan la implantación de la Metodología Lean en las empresas de la industria auxiliar naval.

En cuanto a la promoción y comunicación, se persigue que el clúster tenga una imagen corporativa, que pueda desarrollar un portal Web, que permita la relación mutua entre empresas y con la sociedad y diseñar una macro para soportar newsletters o comunicaciones periódicas sobre las actividades del clúster.