El área de Desarrollo Urbano ha adjudicado las obras de reurbanización de uno de los callejones perpendiculares a la calle Buen Pastor, el existente a la altura del número 463. La concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, ha explicado que esta actuación tendrá como objetivo adecuar y urbanizar un vial que, desde los años de la etapa del equipo de gobierno anterior del Partido Popular, llevaba esperando para hacer posible la habitabilidad de la zona. De esta manera, la edil afirma que esta intervención “es muy importante para esta zona y Gallineras en general porque viene a mejorar el desarrollo urbanístico de la Almadraba que verá cambiada con profundidad su fisonomía próximamente, además de solucionar un compromiso incumplido por el anterior gobierno municipal con una familia de San Fernando y con la Almadraba”.


La responsable municipal de Desarrollo Urbano ha explicado que el anterior equipo de gobierno concedió una licencia a esta familia para la construcción de una vivienda que estaba condicionada a que, para poder ocuparla, el propio Ayuntamiento tenía que ejecutar previamente la urbanización del citado callejón. “Este compromiso no lo cumplió el anterior equipo de gobierno y esta familia lleva desde entonces viviendo en una casa de alquiler, pese a que tiene su casa construida desde entonces”.

Márquez ha manifestado que el anterior gobierno del PP “nunca reservó una partida del presupuesto municipal para acometer la obra de urbanización de este callejón que discurre por zona pública y es propiedad del Ayuntamiento. Desde el área de Desarrollo Urbano hemos querido afrontar y buscar una solución a esta situación, que estaba generando un grave problema a una familia isleña, destinando una dotación económica de la bolsa del Patrimonio Municipal del Suelo (PMS) para licitar y adjudicar esta actuación que vendrá a solucionar un problema con el que nos encontramos en este mandato corporativo. Con esta obra la familia, que estaba esperando la actuación para poder tener licencia de primera ocupación de su vivienda en regla, podrá por fin disfrutar su vivienda y contratar los servicios de luz y agua con las empresas suministradoras”, subrayó la concejala. Márquez también ha indicado que esta actuación favorecerá a próximas familias que ya han comunicado su intención de residir en esta zona. Por lo tanto, la adecuación de este vial “aumentará la calidad de vida de los vecinos y vecinas de la Almadraba, un barrio que vivirá una transformación total gracias a los fondos de la estrategia EDUSI con los planes de recuperación ambiental de la trasera previstos y de un gran valor paisajístico que potenciar”.

El proyecto concreto de urbanización de este vial contempla la reposición de los servicios afectados y la construcción de las infraestructuras necesarias, incluyendo nuevo pavimento para el tránsito compartido de peatones y aquellos vehículos que estén autorizados para circular por esta zona.

Las obras consistirán en la construcción de la calzada con pavimento de hormigón impreso, ejecución de nueva conexión de pluviales a la red de alcantarillado y nueva red de alumbrado público. El Ayuntamiento invertirá en esta actuación 28.553 euros y el plazo de ejecución es de 3 meses.

Compartir con: