publicidad


policiaAgentes de la  Policía Nacional han detenido a cinco personas que integraban dos grupos dedicados al tráfico ilícito de sustancias estupefacientes en la Barriada del Polígono San Benito situado en la ciudad de Jerez de la Frontera (Cádiz). Los detenidos con edades comprendidas entre los 41 y 62 años son  los máximos responsables de la venta y distribución de las sustancias estupefacientes, tres de los cuales tras ser puestos a disposición judicial han ingresado en prisión. Estas detenciones se han ejecutado simultáneamente con dos operaciones denominadas «Tintilla» y «Tempranillo»  que se enmarcan dentro de los planes desarrollados por la Policía Nacional para  erradicar el tráfico de estupefacientes en los barrios de la ciudad, donde se detecta y detiene a las personas dedicadas al tráfico de drogas a pequeña y media escala.

La investigación  ha sido desarrollada por agentes de la Policía Nacional adscritos al Grupo de Estupefacientes  de la Comisaría de Jerez de la Frontera, los cuales iniciaron las primeras pesquisas hace varios meses después de establecer  diversos dispositivos de vigilancias en la  Barriada del  Polígono San Benito, debido al incremento de puntos de venta de drogas en esa zona.  Fruto de las gestiones realizadas se detectaron dos puntos de venta de drogas, ubicados en dos viviendas, encontrándose ambas a escasos metros una de la otra, pudiéndose comprobar  cómo se trataban de puntos de venta  de sustancias estupefacientes, concretamente de cocaína y heroína.

Los investigadores determinaron el modus operandi de los ahora detenidos, comprobando como los dos puntos de venta eran independientes teniendo cada uno de ellos un tipo diferente de clientela. La distribución y dispensa  de la droga en forma de las conocidas como papelinas era dirigida por los moradores de las viviendas, conformados por su correspondiente clanes familiares, que presuntamente se dedicaban a esta actividad y donde cada uno de los componentes del clan tenían una función determinada. Las familias investigadas se amparaban en la dificultad del control policial de esta  zona para efectuar las ventas de la sustancias estupefacientes, entre una amplia clientela de consumidores, formada tanto por personas afincadas en  Jerez de la Frontera (Cádiz), así como personas de localidades limítrofes cercanas a esta ciudad.

Tras reunir incidíos y elementos de prueba suficientes se  solicitaron los mandamientos  de entrada y registro, al Juzgado de Instrucción en funciones de

guardia en Jerez de la Frontera. Los agentes observaron cómo estos clanes familiares habían  aumentando las medidas de seguridad y autoprotección  respecto a intervenciones anteriores, en lo que respecta el acceso a las viviendas, por ello una vez otorgados sendos mandamientos se procedieron a realizar las diligencias de entrada se utilizaron los medios oportunos para ser franqueados por los agentes actuantes. Durante la realización de los registros, fueron detenidos  en una de las viviendas el matrimonio compuesto por A.R.S.R de 44 años de edad y  C.G.B de 41 años de edad. En el otro domicilio fueron detenidos D.P.S. de 62 años de edad, D.R.P. de 43 años y F.A.P. de 49 años todos ellos con un  reparto de papeles para la ejecución de esta actividad bien definido.

En los registros domiciliarios los agentes han incautado 196 papelinas de cocaína y heroína destinadas a la venta a los toxicómanos de la zona, 11 gramos de cocaína, 18 gramos de heroína,  365  euros fraccionados en billetes de diverso valor, cinco armas blancas y varios útiles para el envasado y preparación de las papelinas.

Tras la finalización de la redacción del atestado policial que conformaban todas las diligencias  instruidas los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, cuyo titular decreto prisión provisional para tres de los detenidos.

La intervención  ha sido realizada por Agentes de la Policía Nacional  adscritos al Grupo de Estupefacientes pertenecientes a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Jerez de la Frontera (Cádiz)