Redacción | San Fernando.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en San Fernando (Cádiz) a un hombre de 25 años de edad  como presunto responsable de la distribución y venta de hachís a pequeña escala desde la inmediaciones de su domicilio ubicado en la barriada de La Ardila. La investigación ha finalizado con la denuncia de ocho personas tras comprar la droga a los detenidos y consumirla en las inmediaciones del edificio.

Los investigadores del grupo de estupefacientes de la Comisaria de San Fernando   obtuvieron  información sobre una persona que contactaba con jóvenes del barrio, así como  de dos institutos cercanos al domicilio del sospechoso. Los contactos se realizaban en las inmediaciones de su casa, momento en el que se introducía en su edificio y tras varios minutos bajaba de nuevo a la calle y realizaba la transacción en el mismo portal de su vivienda.


Muchos de estos jóvenes compradores, aprovechando los soportales y zonas peatonales de esa parte de La Ardila, se quedaban consumiendo la sustancia estupefaciente en la zona, con la consecuente molestia y preocupación entre  los vecinos de la zona.

Por todo ello se inició una investigación realizando un seguimiento de las personas, vehículos y motociclistas que hacían acto de presencia en el bloque donde presuntamente se realizaban la mayoría de las  transacciones que se realizaban en la citada barriada.

Tras varios días de vigilancia, se interceptó  a varios compradores de esa sustancia y una vez reunidos los indicios incriminatorios, el vendedor fue detenido   por un presunto delito contra la salud pública.

El detenido, junto con las pruebas y demás efectos del delito fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción Uno de San Fernando.

Compartir con: