publicidad


Los detenidos, un colombiano y una francesa, utilizaban una vivienda de la zona de la cañada de los Carabineros para la preparación de las dosis, que luego distribuían a domicilio manteniendo un “servicio” de 24 horas

La Guardia Civil de Cádiz, en el marco de la operación denominada «SANJURJO», ha detenido a dos personas en la localidad de Chiclana de la Frontera, como presuntos responsables de un
punto de venta de droga al menudeo, el cual tenían instalado en un domicilio de la zona de la Cañada de los Carabineros, donde preparaban las dosis que luego distribuían a domicilio, en lo que se conoce como «telecoca», dando un servicio de 24 horas. La actuación de la Guardia Civil, se enmarca dentro de las actividades preventivas de seguridad ciudadana de los Planes PROTEGE
y de Respuesta Policial al Tráfico Minorista y Consumo de Drogas en Locales y Zonas de Ocio, por los que se busca proporcionar a nuestros jóvenes espacios libres de drogas y otras conductas perjudiciales en su desarrollo.

La operación se inició, cuando la Guardia Civil de Chiclana de la Frontera, tuvo conocimiento que un ciudadano de nacionalidad colombiana, estaría abasteciendo de dosis de cocaína bajo pedido y a domicilio a los consumidores que se lo solicitaban.

Ante esta situación la Guardia Civil estableció un dispositivo de vigilancia sobre los vehículos que conducían tanto el sospechoso como su pareja, dando como resultado la interceptación en diversas ocasiones de sustancias estupefacientes listas para su distribución y que portaban ocultas en el vehículo en el que iban a realizar las entregas.

Tras obtener el correspondiente mandamiento judicial de entrada y registro para el domicilio controlado, se procedió a realizarlo en la tarde del pasado jueves. Durante el registro realizado, los guardias civiles encontraron en el interior del domicilio casi 20 gramos de cocaína, además de 12 dosis ya listas para su venta, una balanza de precisión 470 euros en moneda fraccionada, 4
teléfonos móviles y dos turismos con los realizaban las ventas así como otros útiles que los relacionaban directamente con los hechos investigados.

De forma inmediata se procedió a la detención de la pareja como presuntos autores de un delito de Tráfico de Drogas, informándole de los derechos que les asistían según el artículo 520 de la ley de Enjuiciamiento Criminal, siendo puestos a disposición del titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de los de Chiclana de la Frontera, quien decretó su libertad con cargos a la espera de la celebración del correspondiente juicio.