publicidad


 

La Autoridad Judicial decretó prisión para el cabecilla de la trama, quedando los otros dos investigados en libertad con cargos y medidas cautelares a la espera de juicio

 

Agentes de la Policía Nacional con el apoyo de la Policía Local, han desmantelado en Jerez de la Frontera (Cádiz) un importante punto de venta y distribución de  cocaína, que se realizaba desde un negocio de hostelería ubicado en el interior del Polígono Industrial “Autopista” en las inmediaciones de la Avenida de Europa. La investigación ha finalizado con la detención de tres personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Los detenidos son el propietario del bar de 30 años de edad, su hermano de 33 años y un camarero del establecimiento investigado como presunto cómplice y conocedor de la actividad llevada a cabo por los dos primeros.

La investigación se inició al tener conocimiento que los sospechosos presuntamente utilizaban el bar que regentaban como tapadera para llevar a cabo una intensa actividad de venta de cocaína. Los clientes se desplazaban hasta el local e incluso al  domicilio particular del principal investigado para adquirir directamente distintas dosis de cocaína.

Fruto de las gestiones realizadas, los agentes recabaron las pruebas incriminatorias suficientes que permitieron que la Autoridad Judicial otorgara sendos mandamientos de entrada y registro del local y la vivienda del cabecilla. En el interior del negocio y ocultas en distintos espacios y huecos de la barra, la cocina y la despensa los agentes localizaron diversas cantidades de cocaína así como de una sustancia utilizada por los detenidos para adulterar y cortar de la droga antes de su venta. En el interior de una caja fuerte se hallaron 30  bolsas pequeñas dispuestas para su venta directa así como útiles para la adulteración de la sustancia y pesas de precisión para preparar las dosis. En total en el interior del bar fueron intervenidos 110 gramos de cocaína, 70 de ellos en forma de bloque lo que junto a la sustancia de corte hallada indica que los detenidos manipulaban y adulteraban la droga en el  interior del propio local previamente a su venta.

En el momento del registro, en el interior del local se encontraban tres clientes, a los que se les realizó un  cacheo preventivo de seguridad portando  entre sus ropas dosis de cocaína con el mismo color, envoltorio y forma que el resto de papelinas que fueron halladas en el interior del local. En los registros también fueron hallados ocultos en distintas zonas del local y la vivienda un total de 6.900  euros. Finalmente fue intervenida una moto a nombre de uno de los detenidos y que presuntamente utilizarían para llevar a droga a otros puntos de la ciudad a petición de los consumidores.

Los detenidos fueron trasladados hasta la Comisaría de Jerez donde ingresaron en el área de calabozos hasta que se  dio por concluido el atestado policial. Tras ser puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en la ciudad de Jerez, se decretó el ingresó en prisión para el principal investigado y libertada con cargos para los otros dos detenidos.  

La investigación ha sido realizada por el Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional y con la colaboración del Grupo Beta de Policía Administrativa de la Policía Local de Jerez de la Frontera (Cádiz).