Agentes de la Policía Nacional han detenido en San Fernando, a cuatro personas como presuntas autoras de los delitos de tráfico de drogas, asociación ilícita y defraudación de fluido eléctrico tras el hallazgo de una nave industrial, en la cual se había instalado un cultivo con más de 2.000 plantas de marihuana. La nave donde operaba la organización disponía de una superficie de 400 metros cuadrados y se encontraba en el Polígono Industrial de Fadricas. Esta operación se enmarca dentro de ka «Operación Verde» para disminuir la capacidad de acción de las organizaciones criminales dedicadas al cultivo de marihuana.

publicidad


La investigación se inició hace varias semanas tras detectarse un fuerte olor a marihuana que prevenía de una de las naves de dicho polígono y que solo podía percibirse cuando se daban unas condiciones climatológicas específicas. Un hecho que dificultó, a los agentes, la localización exacta de la nave, en cuestión.

Tras realizar las gestiones oportunas, se descubrió la ubicación exacta, así como la identidad de los presuntos responsables de esta actividad ilícita. Recabada las pruebas incriminatorias necesarias, se procedió al registro de la nave, la cual aguardaba en su interior una macroplantación dividida en diferentes estancos, mediantes aislantes térmicos y la instalación de aires acondicionados, filtros, lámparas de alto voltaje y ventiladores con los que se habían logrado las condiciones óptimas para un rápido crecimiento de plantas. Todo ello con el objetivo de permitir  a los «guardadores»  controlar de manera minuciosa la luz, temperatura y humedad de las plantas y, además, de disimular el fuerte olor característico que desprenden dichos cultivos.

Además de las plantas intervenidas, se han decomisado fertilizantes y otros utensilios destinados a la producción ilegal de marihuana, un vehículo de alta gama y dinero en metálico.

Hay que recordar que esta modalidad delictiva conlleva un perjuicio para el ciudadano por la elevada defraudación de fluido eléctrico, llegando a consumir más de 35.000 vatios de forma ilegal, cuyo pago es asumido en su conjunto por la ciudadanía.

Finalizado el atestado policial, los detenidos junto a los efectos intervenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de San Fernando, cuyo titular tras oír a los investigados, decretó el ingreso en prisión para tres de ellos y para el cuarto libertad con cargos.

 

***Vídeo próximamente