La Unidad de Policía adscrita a la Junta, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, con el apoyo del Grupo Local de Estupefacientes de la Comisaría de San Fernando, ha desmantelado un club ilegal de póker en la localidad de San Fernando, donde intervino 447 fichas sobre la mesa de juego (con un valor de 4.462 euros), las barajas empleadas y 415 euros en metálico.

El local donde se intervino está ubicado en una nave industrial del polígono Fadricas y el control de acceso al mismo era muy restringido, ya que contaba con dos personas de vigilancia para alertar de la presencia policial y filtrar a los jugadores que accedían al recinto. En concreto, desde ese punto de vigilancia se controlaba el acceso previa identificación a través de ‘whatsapp’ o llamada telefónica a los organizadores. El club disponía de una barra con bebidas alcohólicas y refrigerios para los jugadores.


Cuando los agentes hicieron acto de presencia en el local, a la una de la madrugada del pasado viernes, se estaba disputando sin autorización administrativa un torneo de póquer en el que participaban diez jugadores.

Las investigaciones realizadas desvelan que este local hacía unos meses que venía realizando estas partidas. Además, hay que recalcar que el recinto carecía de cualquier tipo de documentación como licencia municipal de apertura, seguro de responsabilidad civil, hojas de reclamaciones, documento de aforo, titularidad y horario. Tampoco disponía de señalización e iluminación de emergencia.

Tras la actuación, y la incautación de fichas y dinero en metálico, se ha levantado la correspondiente acta de sanción contra los organizadores de la actividad, el crupier y los jugadores. La denuncia se ha remitido al Servicio de Juego de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía.

Hay que destacar además que la actuación del Grupo Local de Estupefacientes de la Comisaría de San Fernando se incluye en las que viene realizando el CNP en los planes de respuesta policial contra el tráfico minorista y de consumo de drogas en locales de ocio, y se saldó con la denuncia a tres de los jugadores asistentes, que portaban pequeñas cantidades de hachís y marihuana y que han sido propuestos para sanción en aplicación de la Ley 4/15 de Protección de la Seguridad Ciudadana, y con un acta de infracción por la Ley Orgánica de Represión del Contrabando.

Normativa

El juego es una actividad regulada por ley y su práctica está sujeta al cumplimiento de una estricta normativa. Los locales y personas que organizan actividades ilegales de juego perjudican a los establecimientos que sí cumplen la legislación y constituyen una vulneración de las condiciones técnicas y de seguridad que deben tener estos locales. No en vano, la competencia desleal con que actúan perjudica a las loterías legales, salas de bingo y casinos de juego que, además de crear puestos de trabajo, contribuyen con sus impuestos a sanear las arcas públicas.

Además de las intervenciones en los momentos en los que se están desarrollando actividades de juego ilegal, tanto la Policía adscrita a la Junta como los inspectores de la Delegación del Gobierno realizan funciones de vigilancia y de prevención para evitar que se cometan infracciones en este ámbito. En esta labor disuasoria, los agentes  ofrecen información de su ilegalidad a quienes organizan estas apuestas y también a quienes pretenden participar en ellas desconociendo, en muchas ocasiones, la legislación vigente en la materia.

Las intervenciones de la Unidad de Policía Autonómica se enmarcan en los planes de actuación que se vienen desarrollando en el marco de la provincia, siguiendo las directrices de la Delegación del Gobierno  de la Junta de Andalucía en Cádiz para erradicar el juego ilegal.

Compartir con: