publicidad


Con estas actuaciones se da respuesta a los requerimientos, inquietudes y denuncias de los vecinos de la zona

 

La Policía Nacional ha detenido en la localidad de La Línea de la Concepción (Cádiz) a tres personas de un clan familiar de 46, 34 y 29 años de edad como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. Los detenidos,  un grupo ampliamente conocido por los servicios policiales y cuyos miembros ya habían sido detenidos en otras ocasiones, regentaban dos puntos de venta de heroína y cocaína ubicados en una de las zonas más conflictivas de la ciudad conocida como “Las Palomeras”.

La investigación se inició tras detectarse un incremento sustancial en las ventas de estupefacientes en la citada barriada,  por todo ello se realizaron una serie de vigilancias para descubrir  a los responsables de la venta de drogas. Una vez identificados resultaron ser miembros del clan  clan matriarcal que operaban de forma coordinada, efectuando rotaciones de los puntos de venta con objeto de dificultar la actuación policial. Las ventas diarias podían llegar a considerarse de notoria importancia, provocando un constante  trasiego de toxicómanos en la zona, lo que generaba una situación de inseguridad a los vecinos.   

Una vez recabadas las pruebas necesarias por la unidad de estupefacientes del grupo dos de la UDYCO, el Juzgado de Instrucción número 2 de La Línea de al Concepción decretó la apertura de Diligencias Previas y otorgó sendos mandamientos de entrada y registro de las viviendas investigadas. 

El operativo policial culminó a las 16:00 horas de la tarde del día 12 de agosto, cuando se desplegó un  importante número de efectivos de la Policía Nacional en la Barriada de Las Palomeras con objeto de efectuar la entrada y registro simultanea en los  dos puntos de venta de drogas.

Finalmente la actuación policial finalizó con la detención de cuatro personas, un hombre y dos mujeres (madre e hija) así como  la incautación de varias dosis de cocaína y heroína con un peso total de 27,7 gramos, 11,7 gramos de hachís,  345 euros en efectivo fraccionado en billetes de baja graduación, así como una bascula de precisión y útiles para su manipulación y fragmentación de estas sustancias.