publicidad


Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sanlúcar de Barrameda a un hombre de 41 años de edad como presunto autor de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. El detenido había alquilado un unifamiliar donde instaló una plantación de marihuana con todos los elementos necesarios para su rápido crecimiento. En el registro practicado se han intervenido 547 plantas de marihuana, las cuales se encontraban en un punto muy cercano al de su cosecha óptima, por lo que el peso de los cogollos intervenidos alcanzó los 128 kilogramos. nueva operación contra la proliferación de plantaciones de marihuana de interior en la localidad

La investigación realizada por la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Sanlúcar de Barrameda se inició tras detectar que un  unifamiliar había sido alquilado recientemente y cuyo nuevo inquilino realizó una serie de modificaciones que despertaron las sospechas de los investigadores. La vivienda de dos plantas ubicada en la zona de la Carretera del Puerto, había sido aislada de tal modo que las ventanas de la misma se habían precintado, permaneciendo en todo momento cerradas y ocultando de este modo la actividad que se realizaba en el interior de la vivienda.

publicidad


Fruto de las  vigilancias realizadas permitieron descubrir la identidad del cuidador de la plantación, un hombre de 41 años de edad, así como  identificar en la vivienda otros signos habitualmente asociados a plantaciones indoor de marihuana, entre otros el enganche ilícito a la red eléctrica.

Así pues una vez recabados los indicios suficientes se solicitó al Juzgado de Instrucción de Sanlúcar de Barrameda la autorización para la práctica de las diligencias de entrada y registro en la vivienda investigada. En el registro realizado se comprobó como  la totalidad de la vivienda se había remodelado para aprovechar al máximo el espacio disponible para el cultivo de marihuana. Los tres dormitorios de la vivienda y el salón se habían convertido en departamentos estancos del resto de la vivienda y mediante aislantes térmicos y la instalación de aires acondicionados, filtros, lámparas de alto voltaje y ventiladores, se habían logrado las condiciones óptimas para un rápido crecimiento de las plantas.  

En total se han intervenido un total 547 plantas de marihuana, las cuales se encontraban en un punto muy cercano al de su cosecha óptima, por lo que el peso de los cogollos intervenidos alcanzó los 128 kilogramos. Esta intervención es  una de las intervenciones más importantes realizadas por la Brigada de Policía Judicial en la localidad, droga que podría alcanzar un precio de venta de 70.000 euros en el mercado. Durante la investigación se procedió a la detención de un hombre de 41 años de edad y residente en la localidad , así mismo  también se intervino todo el material instalado para el cuidado de las plantas.

Una vez finalizado el atestado policial, el  detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).