Redacción | San Fernando.- El Presupuesto Municipal aprobado en el Pleno el pasado 6 de mayo contempla casi seis millones de euros destinados al área de Inclusión y Políticas Sociales, lo que supone el 7,76 % del proyecto general presupuestario para el año 2016.

En concreto, y según detalla la concejala del área, Ana Lorenzo, las Polítícas Sociales del Ayuntamiento contarán con un presupuesto de 5.879.183 euros. El gobierno local ha trabajado en este ámbito teniendo en cuenta la Ley Autonómica de Servicios Sociales pendiente de su inminente aprobación, evaluando las actuaciones de años anteriores “y cuyas conclusiones han servido para adaptar las actuaciones previstas a la realidad social y las necesidades de San Fernando, algo que era necesario para cubrir aspectos tan importantes como las ayudas a familias necesitadas, emergencias sociales o la adaptación de la ciudad para las personas dependientes o con movilidad reducida”, apostilla la responsable del área.


De esta manera, de los 5,8 millones de euros presupuestados, 3.492.093 euros irán destinados a salud, inclusión y políticas sociales; Educación  contará con 1.684.332 euros; Juventud con 355.812 euros; la Fundación de la Mujer gestionará 314.945 euros; Personas Mayores (asistencia social primaria) con 20.000 euros y Civismo y Cooperación 12.000 euros.

Ana Lorenzo detalla que el presupuesto en el primero de los apartados permitirá llevar a cabo actuaciones a través de tres programas principales de intervención que comprenden las ayudas económicas familiares, los suministros vitales mínimos y el programa de emergencia social.

Respecto a las ayudas económicas familiares, se conceden ayudas mensuales durante seis meses prorrogables a otros seis a familias con menores a su cargo, y que sirven para cubrir las necesidades básicas como alimentación, ropa, higiene, etc. A través de los suministros vitales se ayuda a familias a las se les abona la luz, agua, etc. y alquileres en el caso de que tengan deudas contraídas.  El programa de emergencia social contempla el pago de alquileres de nuevas viviendas y alojamiento a personas que sufren desahucios o problemas estructurales en las viviendas en las que residen que se ven obligadas a desalojarlas.

Entre las iniciativas novedosas del gobierno local para el ejercicio presupuestario recién aprobado, Ana Lorenzo ha querido resaltar los 30.000 euros contemplados para un proyecto destinado a menores en riesgo de exclusión social, que garantizará la cobertura de sus necesidades alimentarias básicas. “Cuando comenzamos a gobernar -explica la edil- concedíamos una ayuda económica familiar para estos casos. Hemos previsto para este año llevar a cabo unas escuelas de verano que comenzarían su actividad una vez que finalice el curso y con vigencia hasta el inicio del siguiente en septiembre, que se desarrollarían en dos colegios con talleres, actuaciones de orientación, etc. aportándoles a los niños y niñas el desayuno y el almuerzo”.

Continuará también la aplicación del programa ‘Ciudades ante las drogas’ en los institutos, en los que participarán toda la comunidad educativa -incluidos los padres y madres- y donde se desarrollarán un abanico de talleres y actividades encaminadas a evitar el consumo de drogas y el trabajo conjunto con grupos de adolescentes con riesgo de exclusión social que se beneficiarán de hábitos saludables o prácticas deportivas, entre otras iniciativas.

Clúster de entidades sociales para la Ciudad de la Inclusión

Ana Lorenzo recuerda que uno de los principales objetivos del gobierno local es la puesta en marcha de la Ciudad de la Inclusión, es decir, el proyecto gracias al que se coordinarán y potenciarán las acciones en materia de dependencia que se llevarán a cabo para la asistencia a personas dependientes, a la vez que fomentar el sector socio sanitario y el empleo que genera en San Fernando gracias a los centros inclusivos existentes en la ciudad. De esta manera, la concejala de Políticas Sociales indica que “los presupuestos contemplan una partida para comenzar a diseñar la Ciudad de la Inclusión, constituyéndose el Clúster de entidades sociales contando con centros de dependencia (Upace, Alzheimer, Parkinson, Afanas, Crmf, de enfermos mentales, etc.) de atención de mayores (Cruz Roja, Vitalia, San José, etc.) y de ayuda mutua (Epilepsia, Fibromialgia, Adab, Afin, Once, Autismo, Apersorisla, etc.) para vertebrar la acciones”.

En lo que también respecta a los convenios con entidades sociales, Ana Lorenzo destaca el relativo al albergue que regenta la Sociedad San Vicente de Paul, ya que no solo se continuará subvencionando 14 de las 23 plazas disponibles, sino que se refleja la ampliación para acoger también a mujeres, “algo que es muy importante para este equipo de gobierno y que hemos venido gestionando desde el inicio del mandato”, especifica la concejala, que apunta también el mantenimiento con Cáritas y el incremento de partidas presupuestarias para subvencionar a entidades sin ánimo de lucro que contemplen fines sociales, voluntariado y cooperación con otros países.

Finalmente, Ana Lorenzo destaca la futura creación -a través de una comisión- de una guía de recursos con el protocolo de atención y coordinación de todas las entidades que recientemente han constituido la Mesa de Personas sin Hogar.

“El Presupuesto Municipal para Inclusión y Políticas Sociales se incrementa -apostilla Ana Lorenzo- y nos permitirá hacer frente a las nuevas necesidades que tiene la ciudad tras unos años en los que la crisis ha hecho mella en muchas personas y es nuestra obligación atender los problemas de quienes lo están pasando mal”.

Compartir con: