publicidad


La empresa pública recibirá una aportación económica para apoyar actuaciones como la moratoria en los alquileres de los meses de abril y mayo de las viviendas públicas gestionadas por la empresa pública 

Continúan aplicándose medidas económicas y sociales para paliar las consecuencias que la crisis sanitaria del coronavirus, y las restricciones para controlar la pandemia, están provocando en muchos hogares de la ciudad. 

El Consistorio ha aprobado una operación económica para inyectar fondos a la Empresa de Suelo Isleña, S.A. (Esisa), con el objetivo de que esta pueda hacer frente a las medidas de apoyo a las familias que se están aplicando en el marco de esta difícil situación.

En concreto, se va a realizar por el momento una aportación de 345.000 euros que se hará efectiva antes del 30 de abril, y que permitirá a la empresa pública disponer de la liquidez necesaria para aplicar medidas tan importantes en estos momentos como la moratoria en los pagos de los alquileres de los meses de abril y mayo. De ella se podrán beneficiar los inquilinos de viviendas municipales y viviendas públicas gestionadas por Esisa que estén teniendo dificultades económicas y se están viendo gravemente afectados por la paralización de la actividad.

Trámites para solicitar la moratoria

Hay que recordar que el Ayuntamiento de San Fernando ya había informado a todos los inquilinos y usuarios de viviendas municipales y las autonómicas gestionadas por la empresa pública de un primer plazo en el que pudieron notificar esta suspensión en el pago del alquiler que ya se les ha aplicado este mes de abril.

En esa línea, y en cumplimiento de las medidas del Real Decreto aprobado por el Gobierno de España relativo a medidas de apoyo al mantenimiento de la vivienda durante esta crisis, se ha abierto un nuevo plazo hasta el 2 de mayo para que los inquilinos que sigan sufriendo estas graves consecuencias puedan avisar a Esisa de que se vuelva a aplazar el abono del recibo del próximo mes de mayo.

De esta forma, los arrendatarios que quieran acogerse a esta medida deben contactar por vías telemáticas con la Empresa de Suelo Isleña para informar de su situación y de si quieren que por el momento se les aplace el cobro de los recibos.

Así, los inquilinos que se acogieron a la medida en el primer plazo (que finalizó el 5 de abril) y quieran volver a aplazar un nuevo recibo, deberán notificarlo de nuevo dentro del plazo establecido por el Real Decreto del Gobierno central. Lo mismo ocurre con los que no lo solicitaron en el mes anterior, pero quieran beneficiarse ahora de esta suspensión.

Para ello, todos deberán enviar por correo electrónico al email correo@esisa.es la documentación que establece la normativa estatal y que se especifica en la página web de Esisa www.esisa.es.

En este sentido, para facilitar los trámites, Esisa ya ha dispuesto en la página web tres apartados específicos de información sobre las ayudas: para los inquilinos de viviendas municipales o autonómicas gestionadas por la empresa; para los inquilinos de viviendas privadas; y para los propietarios de viviendas que quieran informarse sobre las moratorias de las hipotecas.

En esos apartados están disponibles para la descarga los documentos de información que resumen todas las medidas, e incluso plantillas para facilitar la solicitud de cada una de ellas.

Desde Esisa también enviarán esa misma documentación y las solicitudes para cumplimentar a todos aquellos que lo soliciten por email o a través del teléfono 956945000.