policia2Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a dos personas  por su presunta participación en sendos delitos contra la salud pública y tráfico de drogas tras realizar una operación antidroga en la barriada del Cerro del Moro para desarticular un  punto de venta muy activo de sustancias estupefacientes y psicotrópicos, dedicados especialmente a la distribución de “rebujito”.

La Policía Nacional ha desarrollado un operativo durante las ultimas semanas para erradicar el tráfico de estupefacientes en la zona. Fruto de las vigilancias a las que fueron  sometido el  detenido durante varios días se logró interceptar a quince compradores  a los que se intervino diversos envoltorios de hachis, tras haber contactado con los mismos en la vivienda donde actualmente vivía. Dichos compradores fueron propuestos para sanción administrativa por infracción a la Ley de Seguridad Ciudadana por tenencia y consumo de sustancias estupefacientes en la vía publica.

Los investigadores de la UDYCO recopilaron numerosas pruebas e indicios con las que obtuvieron elementos probatorios para solicitar a la autoridad judicial los correspondientes mandamientos de entrada y registro de la vivienda para proceder a la detención de los dos moradores e incautar los efectos e instrumentos del delito.

El modus operandi utilizado por los detenidos se basaba en realizar contactos con los compradores en la vivienda que ocupaban, permaneciendo de forma continua en el citado piso para recibir a numerosos toxicómanos que a cualquier hora del día acudían a comprar pequeñas dosis de Heroína, Rebujito, Metadona y otras sustancias psicotrópicas. Los detenidos contaban con una red de aguadores, muchos de ellos clientes habituales, dentro del vecindario lo cual dificultaba la investigación ya que alertaban a los ahora detenidos, de la presencia de la policía por las inmediaciones, incluso los propios detenidos se asomaban por las escaleras  para comprobar que los compradores habían abandonado la zona sin problemas.

El pasado lunes día 11 de mayo, sobre las 7:20 horas se procedió a realizar  la entrada en la vivienda en la que participo un equipo de la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana,  la cual fue la encargada de asegurar el perímetro del edificio, así como realizar la entrada en el piso y detener a su moradores.  Una vez asegurada la vivienda e informados a sus moradores de los motivos de su detención así como de la orden dictada por el Juzgado de Instrucción número dos de Cadiz, para proceder al registro de la vivienda.

En el registro practicado, los investigadores de la UDYCO  apoyados por la Unidad de Guías Caninos incautaron una caja de caudales, varias dosis preparadas para su venta de “rebujito”, mezcla de heroína y cocaína así como numerosos comprimidos de sustancias psicotrópicas. Entre los efectos intervenidos el detenido contaba con diverso material para la elaboración de las “papelas” asi como armas blancas para intimidar a sus compradores y utilizarlas como medida de seguridad. Entre las armas intervenidas se encontraba una catana con mas de 28 centímetros de hoja, un hacha con mango de madera  y un cuchillo con cerca de 20 centímetros de hoja. En la vivienda también se encontraba un perro de seis meses de edad catalogado dentro de los denominados canes peligrosos, el cual fue entregado al hermano  del detenido para que se hiciera cargo del mismo.

Al detenido F.C.G. y su pareja L.A.G. de 50 y 33 años de edad, le constan mas de trece detenciones anteriores por diversos motivos entre ellas delitos relacionados contra el trafico de drogas y salud publica. La mujer tenia antecedentes por robo con violencia e intimidación  y por malos tratos físicos. El titular de la vivienda R.C.J se encuentra en paradero desconocido debido a que tiene una orden de detención e ingreso en prisión para hacer efectiva una sentencia dictada por un Juzgado de León.

Una vez finalizada la instrucción del atestado, y en unión con todas las diligencias practicadas fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.

Las investigación e intervenciones han sido realizadas por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía adscritos al grupo de pequeño trafico de la UDYCO Bahía de Cadiz que tiene atribuidas las funciones de detección, identificación y detención de personas dedicadas al tráfico de drogas a pequeña y mediana escala en su demarcación territorial asignadas por la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que  encomienda al Cuerpo Nacional de Policía la  persecución y desarticulación de redes dedicadas al tráfico de drogas.