Costa Cádiz Comunicación

Detenida una pareja por el presunto allanamiento de la vivienda de una monja que se encontraba viendo una procesión

Detenida una pareja por el presunto allanamiento de la vivienda de una monja que se encontraba viendo una procesión
15 mayo
08:02 2017

Redacción | Cádiz.- La Policía Local detuvo en la noche de ayer a una pareja sentimental (C. C. L. y M. D. R.) por el presunto allanamiento de la vivienda de una religiosa que se encontraba viendo una procesión, lo que intentaban aprovechar para supuestamente robar en la casa. La alerta a la Policía Local la realizó el propio hijo de una de las personas detenidas, quien advirtió de que la pareja de su madre había accedido a una vivienda escalando por la fachada con la intención, presuntamente, de robarla.

Los hechos ocurrieron cuando sobre las 23:30 horas un joven requirió a dos agentes que se encontraban de servicio en la calle Trille con motivo de la procesión de la Pastora alertándoles de que “la pareja sentimental de su madre, que tenía muchos antecedentes, acababa de entrar a robar en la vivienda de una monja del colegio Rebaño María” que se encontraba viendo dicho cortejo escalando por la fachada.

Los agentes, con el apoyo de tres policías locales de paisano, se dirigieron al lugar que les había indicado el joven y observaron que en la fachada de esta finca había cables sueltos, la ventana del piso indicado estaba abierta y la persiana tenía dos baldas rotas, aunque no había luz en su interior. Mientras madre e hijo discutían abajo y ésta aseguraba que se encontraba esperando a que la religiosa volviera de la procesión, su compañero sentimental se asomó a la venta y al observar a los agentes regresó al interior. Desde allí, contestó a los dos policías que le requerían llamando a la puerta, que no podía salir porque estaba cerrada con llaves y él no disponía de ellas.

Los agentes lograron contactar a través del colegio con una sobrina de la religiosa, que se personó en el lugar con las llaves de la casa. La mujer les indicó a los agentes que su tía, de 84 años, se encontraba muy nerviosa porque la detenida, M. D. R. “era muy conflictiva”, había tenido problemas con padres, madres y trabajadores del colegio y que al parecer había estado toda la tarde molestando a la monja “que le tenía mucho miedo”.

Una vez accedieron los agentes al interior localizaron en la casa a C. C. L., que tras ser detenido se le encontró un reloj de pulsera Viceroy. Los policías observaron la casa revuelta, con bolsos, cajones y otros efectos personales abiertos y removidos. Así, los agentes detuvieron a ambos como autor y cooperador necesario en un presunto delito de allanamiento de morada y robo con escalo y fuerza en las cosas.

Ya en los calabozos de la Comisaría de la Policía Nacional la detenida no paraba de lanzar amenazas contra su hijo, diciendo que “cuando lo viera le iba a partir la cabeza” y contra el agente que se encontraba en esas dependencias.

 

Compartir con:
Compartir

PUBLICIDAD