Desde mediados del mes de septiembre, vecinos del Camino del Consorcio venían denunciando la colocación de clavos, así como de otros objetos punzantes en un badén existente en dicha vía, que hacían que los vehículos que lo rebasaban sufrieran pinchazos e incluso reventones.

De forma inmediata, la Policía Local estableció un operativo de vigilancia, con objeto de localizar al responsable de dichos actos, teniendo que retirar en numerosas ocasiones varios objetos colocados en dicho badén, tales como puntillas, clavos, destornilladores de precisión y tornillos de sujeción del propio resalto, que previamente habían quitado y colocados con la punta hacia arriba.


Como fruto de dicho seguimiento, durante la noche de ayer, los agentes de la Policía Local que tenían encomendada dicha vigilancia, observaron a una persona acercarse al badén, agachándose junto al mismo, intentando colocar un clavo. Seguidamente, se dirigieron hacia él, momento en el que el sujeto, al percatarse de la presencia policial, se incorporó e inició la marcha andando por el acerado, guardando el clavo en su bolsillo, siendo todo esto observado por los agentes.

Los policías procedieron a su identificación, tratándose de JGR, de 41 años, así como al registro externo del mismo, hallándose en su bolsillo un clavo de grandes dimensiones y tres tornillos iguales a los que sujetan los resaltos al asfalto. Esta persona explicó a los agentes que el camión de la basura le causaba molestias, motivo por el que actuaba así. Se le instruyeron diligencias como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial, siendo emplazado ante la autoridad judicial competente.

Compartir con: