policiaLa Policía Nacional ha detenido en San Fernando  a una mujer de de 45 años de edad y vecina de la localidad, como presunta  autora de  un delito continuado de apropiación indebida y falsedad documental. La imputada presentaba en las reuniones con los vecinos datos falsos de las cuentas llegando incluso perjudicar a las comunidades como morosos al no hacer frente a los pagos de los mantenimientos de los ascensores.

La Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano de la Comisaria Local de San Fernando recibió la denuncia del presidente de una Comunidad de vecinos de la localidad, el cual informo que habían detectado anomalías en la cuenta de comunidad de propietarios, cuya cuenta era gestionada por una «Gestora de Comunidades», la cual se habría quedado con mil cien euros.

La Brigada Local de Policía Judicial se hizo cargo de la investigación para esclarecer los hechos, para lo cual recabaron el testimonio de la denunciada cuya declaración, no consiguió aclarar el desfase existente, sino más bien al contrario, relató tantas incongruencias que las mismas sirvieron de hilo conductor para descubrir que diferentes comunidades de vecinos y garajes habrían sido objeto de las artimañas de la “ gestora “.

Los investigadores realizaron diversas gestiones para descubrir que  más de veinte comunidades de propietarios de San Fernando y dos de Chiclana habría utilizado el mismo  “ modus operandi “ para apropiarse indebidamente de grandes cantidades de dinero. La investigada entregaba, en las reuniones   mantenidas con los propietarios, “documentos informativos“ realizados por ella misma en modelo word dando un estado de cuenta irreal y trascribía el mismo al libro de “ Acta “ no aportando en dichas reuniones “ justificantes bancarios algunos.

En una de las últimas reuniones celebradas en una comunidad de propietarios se  dio cuenta de la existencia en caja de un saldo  de cinco mil euros, teniendo en realidad la cantidad de cincuenta y un euros.  Algunas comunidades se han visto igualmente sorprendidas y acusadas de “ morosas“   al no hacer frente a los pagos que generan el mantenimiento de ascensores, cantidades que oscilan entre los seis mil y trece mil  euros.

En el transcurso de la investigación se determino que en una de ellas al detectar el presidente la falta de una cuantía considerable de dinero en la cuenta corriente  se puso en contacto con la “ gestora “ exigiéndole el reintegro de la misma, reintegrando esta en dos pagos la totalidad de la cantidad apropiada .

Igualmente tres comunidades que no han visto sus cuentas corrientes alteradas lo han sido por la preceptiva firma de los presidentes para cualquier gestión bancaria que se precisara, el resto de Comunidades en una u otra medida se ha visto afectada por el comportamiento de la persona  ahora detenida.

Los agentes de la Brigada de Policía Judicial encargados de las investigaciones han determinado durante los cuatros meses que ha durado la investigación, la existencia tan significativa de operaciones en efectivos en las diferentes cuentas bancarias (más de veinticinco )y sobre el estudio de los extractos de las diferentes cuentas bancarias denotan una “intencionalidad “ por parte de la imputada toda vez que tal cantidad de movimientos, no son habituales en una cuenta de Comunidad de vecinos, mes a mes y a lo largo de varios años.

La cuantía de lo apropiado hasta la fecha, pendiente de las auditorias y revisión de los presidentes de comunidades de las cuentas, pueden ascender a más de setenta y dos mil euros.

La detenida junto con las diligencias instruidas pasó a Disposición de la Autoridad Judicial.