Redacción.- La Policía Local detuvo el pasado sábado a un vecino de Chiclana por un presunto delito contra la seguridad vial, así como por tenencia de estupefacientes. El suceso ocurrió de madrugada, cuando agentes de la Policía Local se encontraban realizando servicio de vigilancia de población en el interior de la Urbanización Los Gallos, donde se cruzaron con un turismo que tenía el cristal del conductor pegado con una cinta adhesiva.

En previsión de que se pudiera tratar de un vehículo sustraído, los policías decidieron comprobar la documentación, por lo que lo siguieron para darle el alto. Una vez advirtió el conductor la presencia del vehículo policial, aumentó la velocidad, llegando incluso a estacionar apagando el motor y las luces, quedándose en el interior con intención de no ser visto. No obstante, los agentes se dirigieron hacia el vehículo y comprobaron que la documentación del mismo estaba en regla, no así la del conductor, ya que carecía de todo tipo de permiso de conducción, hecho este constatado a través de la base de datos de la Dirección General de Tráfico.

Con todo ello, se procedió a la detención de J.U.B., de 33 años,  como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Además, fue denunciado administrativamente por tenencia de estupefacientes, al portar un trozo de hachís y un cogollo de marihuana. Hay que destacar que al detenido le constaban detenciones por vejaciones, robo con fuerza, estafa y contra la seguridad vial, al conducir careciendo de permiso de conducción.