publicidad


Fuentes de la Policía Nacional, han confirmado que un hombre de unos 40 años de edad ha sido detenido como presunto autor de unos hechos ocurridos el pasado 25 de diciembre de 2015, que dejarían a dos mujeres con heridas en el rostro.

Los hechos según apuntan, ocurrieron en Jerez de la Frontera en un local de ocio nocturno situado en un polígono de la citada localidad. El suceso comenzó debido a los presuntos tocamientos que el detenido estaba realizando a una de las víctimas en la pista de baile donde se encontraban disfrutando de la noche. Tras el comportamiento que estaba teniendo el detenido, la mujer no dudo ni un instante en recriminar lo que estaba ocurriendo.

Así las cosas, el hombre tras ser increpado por la mujer, le propinó un fuerte golpe en el rostro, tras lo cual la misma se dirigió a las afueras del local para pedir ayuda a lo que acudieron las amigas que estaban con ella la noche del suceso. Traslada la chica hasta los baños del establecimiento para tranquilizarla y a su vez estabilizar el dolor producido por el golpe, otra de las amigas acompañantes no dudo ni un instante en ir a la búsqueda del presunto agresor para recriminarle nuevamente lo que había sucedido. De igual manera, el detenido respondió con un puñetazo a la amiga, cayendo en un de los sofás que el establecimiento tiene en el interior de su recinto. La cosa no terminó con el segundo puñetazo, ya que fueron algunos que otros más, en esta ocasión a otras amigas que acudieron al auxilio de la segunda que había increpado la actuación del hombre.

Con este panorama vivido, hasta el lugar de los hechos acudió la Policía Nacional que requirió la presencia de los servicios sanitarios para atender en alguno de los casos, las graves heridas que sufrían algunas de las chicas.

Tras realizar una ronda de averiguaciones por el recinto para dar con el agresor, fue detenido por dos presuntos delitos de lesiones graves y de un delito leve de abuso sexual.