Varios sucesos se han producido a lo largo del puente del 12 de octubre en Chiclana. Así, el sábado a las seis de la mañana la Policía Local recibió un aviso del servicio de emergencias 112 por un accidente de tráfico en la zona de costa, con varios vehículos implicados. Desplazados de inmediato al lugar, esto es, a la altura del Completo Atlántico, los agentes observaron en la vía restos esparcidos de plástico y líquidos de cuatro coches, que presentaban daños de bastante consideración. Todos los propietarios, allí presentes, manifestaron a los agentes que, al parecer, el conductor de uno de los turismos había chocado contra sus vehículos, los cuales se encontraban estacionados en línea.

Los agentes se dirigieron hacia el conductor para interesarse por su estado, rehusando éste ser atendido por las asistencias sanitarias y presentando fuerte olor a alcohol, así como ojos enrojecidos, por lo que fue informado de que iba a ser sometido a las pruebas de detección alcohólica, que resultaron positivas. En vista de lo anterior se procedió a la detención de P. L. D., de 36 años, con domicilio en Cádiz, como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial.


Ya el domingo, a las 4.30 horas, cuando agentes de esta Policía Local realizaban patrulla de vigilancia por la calle San José, oyeron gritos de una mujer solicitando ayuda porque su pareja le había agredido, señalando a un hombre que se dirigía hacia los policías. La señora presentaba restos de sangre en el brazo, un golpe en el mentón, así como signos de haberse caído al asfalto, siendo trasladada hasta un centro sanitario para su atención.

En cuanto al hombre, éste reconoció a los agentes haber discutido con su pareja y haberle agredido, procediéndose a su detención como responsable de un presunto delito de violencia de género. Al detenido, que fue identificado como I. C. S., de 40 años y con nacionalidad boliviana, le constan antecedentes  por delito contra la seguridad vial y otro por violencia de género.

Por otro lado, poco después de la media noche, una llamada telefónica alertaba de un conductor, probablemente en estado ebrio, que circulaba de forma anómala en la zona de pubs de La Barrosa, desplazándose una patrulla hasta el lugar indicado. Una vez se encontraban por la carretera de la Barrosa, los agentes observaron como el vehículo que les precedía circulaba de forma anómala, zigzagueando e invadiendo el carril contrario, pudiendo tratarse del mismo conductor. Así, haciendo uso de los dispositivos prioritarios del vehículo, le ordenaron que se detuviese.

Cuando procedieron a su identificación, apreciaron en él claros síntomas de encontrarse bajo los efectos del alcohol, por lo que fue trasladado hasta dependencias policiales, para la realización de las correspondientes pruebas de detección, cuyo resultado fue positivo. En vista de lo anterior, se procedió a la detención de J. Q. V.,  de 47 años, natural de Las Palmas, como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial.

Finalmente, sobre las 2.50 horas de esta pasada madrugada, agentes de esta Policía Local que realizaban servicio de vigilancia de población por la carretera de la Barrosa, al llegar a la altura de la calle Agustín Blázquez observaron cómo la furgoneta que les precedía, con matrícula marroquí, realizaba una conducción irregular, invadiendo el carril contrario, además de emitir un ruido como si tuviese una rueda pinchada.

Los policías procedieron a darle el alto, haciendo éste caso omiso, por lo que tuvieron que cortarle el paso evitando que continuase la marcha. Además, pudieron comprobar cómo la furgoneta tenía la rueda delantera derecha reventada. Cuando procedían a la identificación del conductor, apreciaron que presentaba fuerte olor a alcohol, teniendo que sujetarse contra el vehículo para evitar caer al suelo. Antes tales evidencias los agentes solicitaron la presencia del grupo de atestados de esta Policía Local, para que fuese sometido al alcohotest. Las pruebas, una vez realizadas, dieron resultado positivo, por lo que se procedió a la detención de M. K., de 47 años, natural de Marruecos, como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial.

Compartir con: