publicidad


Redacción.- Dos agentes de la Policía Nacional fuera de servicio han detenido a una persona de 47 años de edad minutos después de perpetrar un robo en una farmacia en Jerez de la Frontera. El detenido que disfrutaba de un permiso penitenciario,  utilizó un arma blanca y un pasamontañas para intimidar a las empleadas de la farmacia y apoderarse del dinero de la caja registradora.  Después de ser puesto a disposición de la Autoridad Judicial ingreso de nuevo   en prisión.

Los  agentes que se encontraban circulando  en el vehículo particular de uno de ellos, observaron como un individuo salia precipitadamente de una Farmacia  seguido por varias personas solicitando presencia policial. Los dos policías  tras  percatarse de lo ocurrido siguieron en su coche al  individuo que corría a gran velocidad, mientras daban cuenta a la Sala Operativa del   091 de lo que estaba ocurriendo.

El sospechoso se dirigió  hasta una barriada donde fue seguido por uno de los agentes  a pie, mientras el otro continuaba en su coche. Minutos  más tarde,   el vehículo quedó cruzado en la intersección de la  calle Lago de la Encina y Laguna de Torrox, lugar por donde atracador huía. El agente bajó del vehículo y junto con el segundo  que seguía al individuo a la carrera a corta distancia en compañía de un ciudadano que ofreció en todo momento su ayuda, le dieron alcance y fue interceptado.

Consiguieron darle alcance y recuperar el dinero robado

Entre los dos agentes y el vecino inmovilizaron al sospechoso y le realizaron un cacheo, encontrando entre sus ropas un total de 1265 euros fraccionados en billetes, un pasamontañas de color negro y las llaves de un vehículo. Muy cerca de donde se realizo la detención se localizó un cuchillo de 25 cm de hoja con el que presuntamente intimido a los empleados para apoderarse del dinero de la caja registradora.

Hasta el lugar se desplazaron varios indicativos de la Policía Nacional  y Policía Local, los cuales recabaron información sobre lo ocurrido. Las tres empleadas de la farmacia narraron a los agentes como un  individuo había entrado en la farmacia  armado con un cuchillo y tapando su rostro con el pasamontañas las amenazó de muerte. A una de ellas la agarró intimidandola para que le entregara todo el dinero de la caja. Acto seguido salió huyendo a la carrera del local, momento en el que los agentes emprendieron la persecución tras observarlo desde su vehículo.

En base a los testimonios e indicios recabados los agentes de la Policía Nacional   procedieron a la detención del individuo como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación, siendo trasladado hasta las dependencias de la Comisaría por un radio patrulla de la Policía Local de Jerez. Los agentes también encontraron muy cerca del lugar un coche aparcado en doble fila, cuyas llaves fueron encontradas  entre las ropas del detenido.  El arrestado lo habría estacionado con la intención de utilizarlo para huir del lugar. El turismo fue intervenido como objeto del delito y trasladado hasta las dependencias de la Comisaría de Jerez.

El detenido de 47 años de edad  y natural de Utrera (Sevilla)  se encontraba disfrutando del primer permiso penitenciario de fin de semana que se le concedían, ya que cumplía condena en un centro penitenciario de la provincia de Sevilla por la comisión de otros tres atracos similares, uno en la localidad de Utrera y otros en el cercano municipio de Los Palacios (Sevilla).

Los agentes actuantes pertenecen al Grupo de Atención al Ciudadano GAC de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera (Cádiz).