publicidad


Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre y a una mujer de 42  y 31 años de edad , ambos  origen senegalés después de intentar eludir los controles fronterizos del Puerto de Algeciras (Cádiz) haciendo uso de documentación de identidad falsa y en cuyo poder se encontraban varios terminales de telefonía móvil y otros objetos que habían sido denunciados por su robo.

Los agentes destinados en el puesto fronterizo marítimo de Algeciras interceptaron un vehículo en el que viajaban dos personas mayores de edad cuando iban a realizar su embarque con destino a Tánger. Los policías  solicitaron a los ocupantes la documentación identificativa necesaria para el cruce de fronteras. Los viajeros presentaron  sendos permisos de residencia a su nombre, percatándose los agentes de su  falsedad, momento en el cual presentaron inmediatamente dos permisos de residencia idénticos a los anteriores pero en esta ocasión auténticos.

Los policías nacionales realizaron un  registro del vehículo, así  como el cacheo de  los ocupantes del mismo. Entre los efectos intervenidos se encontraron en su varios documentos igualmente falsificados, así como de varios objetos cuya propiedad no podían acreditar. Tal realizar las permitentes comprobaciones en la base de datos policiales varios de los objetos (teléfonos móviles, tablet) que portaban entre sus pertenencias figuraban  como sustraídos).

Por todo ellos los dos ciudadanos extranjeros de 42 y 31 años de edad, ambos con residencia en España y pasaporte Senegalés fueron detenidos y trasladados hasta la Comisaría de Algeciras.

La Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación se hicieron cargo de las gestiones para investigar la documentación falsa intervenida a los detenidos. Los agentes de la citada unidad de la Brigada de Extranjería y Fronteras determinaron  que los documentos falsos habían sido adquiridos en España por uno de los detenidos para utilizarlos  al cruzar la frontera  y  contrastar su calidad y con intención de realizar su posterior venta. Mediante este “modus operandi” favorecería  la inmigración clandestina hacia nuestro país de personas de origen subsahariano.

Una vez finalizado el conjunto de las diligencias, son remitidas junto con los detenidos a disposición del Juzgado de Instrucción número dos en funciones de guardia en la ciudad de Algeciras (Cádiz).