Redacción | Provincia.- La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarrollado durante tres meses en Algeciras, una operación conjunta denominada “Bizcocho-Fortunatus” que  ha finalizado con nueve miembros de la organización detenidos,  la aprehensión de 105 kilogramos  de hachís y la intervención de seis  vehículos, dos embarcaciones de tipo recreativo y 4.245 euros en efectivo, todo ello proveniente del tráfico ilícito de drogas.

La organización desarticulada se  dedicaba  a la  introducción de hachís procedente de Marruecos y cuya investigación ha permitido detener y poner a disposición judicial a   sus principales  integrantes, entre ellos sus máximos dirigentes.


La investigación policial se inició  en el mes de marzo bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número dos de Algeciras e impulsada por la Fiscalía Especial Antidrogas. Las pesquisas se centraron en  grupo  asentado en dicha localidad, pero con ramificaciones en Ceuta y Marruecos, que se estaba dedicando a la introducción de importantes cantidades de hachís mediante embarcaciones rígidas de tipo recreativo.

Organización ofrecía labores logísticas a los narcotraficantes

Los investigadores han demostrado que la citada organización se dedicaba a ofrecer a otros grupos y organizaciones criminales las labores logísticas de recepción, almacenaje y transporte de hachís que, procedente de Marruecos, lograban introducir en territorio peninsular por determinados puntos del litoral del Campo de Gibraltar, para luego distribuirlo a otros localidades del país, pero con  la singularidad de que solían reservarse una parte de los alijos de drogas para su posterior distribución “al menudeo” en la misma ciudad de Algeciras.

En el marco de la investigación y gracias a los distintos dispositivos operativos dispuestos conjuntamente por las unidades investigadoras de ambos cuerpos, incluida la colaboración en uno de ellos de una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, se han realizado hasta dos aprehensiones, una de cinco kilogramos de hachís y otra de noventa y cinco   kilogramos de hachís aunque en esta última intervención, los narcotraficantes lograron desprenderse de varios fardos arrojándolos al mar nada más detectar que iban a ser abordados.

En vista de todos estos hechos,  el Juzgado de Instrucción número dos de Algeciras autorizó la entrada y registro, simultánea, en cuatro de los domicilios de los principales investigados, todos ellos situados en las barriadas de El Saladillo, La Bajadilla y Los Guijos. El dispositivo  se desarrolló por agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial, de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras, y de la Brigada de Policía Judicial y de la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada  de Seguridad Ciudadana, de la Comisaría de Algeciras.

La investigación ha finalizado con nueve miembros de la organización detenidos,  la aprehensión de 105 kilogramos  de hachís y la intervención de seis  vehículos, dos embarcaciones de tipo recreativo, un arma larga y otra arma simulada, además de 245 euros en efectivo, todo ello proveniente del tráfico ilícito de drogas.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Policía Nacional, adscritos al Grupo I de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Algeciras, y miembros de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidrogas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras.

Compartir con: