publicidad


 

Hay que desconfiar siempre de las revisiones o instalaciones que no han sido solicitadas previamente o que no han sido notificadas por las empresas correspondientes y solicitar siempre a cualquier operario que quiera acceder a nuestro domicilio el carné profesional

Agentes de la Policía Nacional han detenidos en Algeciras (Cádiz) a dos personas de 32 y 25 años de edad como presuntos autores de cuatro delitos de hurto en interior de viviendas. Los detenidos se hacían pasa por tecnicos de una compañía de suministro eléctrico y mientras simulaban que estaban realizando una inspección sustraían joyas y objetos de valor del interior de los domicilios de sus víctimas.

La investigación se inició a raíz de dos denuncias interpuestas por personas de avanzada edad, las cuales manifiestan que un individuo había accedido a su domicilio haciéndose pasar por técnico de la compañía que le suministra electricidad. Los falsos técnicos acceden a las viviendas consultando previamente los buzones para posteriormente llamar a los moradores del domicilio por su nombre, en ambos casos personas de avanzada edad y que viven solas. Tras acceder al domicilio y simular una inspección  mientras  mantiene a la víctima  en la cocina manipulando los electrodomésticos, el falso técnico manipula el cuadro de luz y es cuando el otro implicado entra en el domicilio para acceder a todos las dependencias y apoderarse de los objetos de valor, especialmente de joyas y dinero en efectivo.

Fruto de las gestiones realizadas por el Grupo de Robos adscrito a la UDEV  de la Comisaría de Algeciras se inicia investigación, estableciéndose un dispositivo de vigilancia discreta en la zona centro de Algeciras y en la franja horaria en que se habían cometido ambos robos.  Durante las vigilancias realizadas, a las 14:00 horas del día 22 de junio, los investigadores fueron informados de que acababa de perpetrarse otro hurto en un domicilio de la zona centro. Los agentes se entrevistaron con  la afectada y con los datos aportados los presuntos autores fueron localizados a la media hora, los cuales resultaron se dos   dos personas, naturales  de Málaga y con múltiples antecedentes por delitos contra el patrimonio. En el momento de la detención se les incautan   varias de las piezas de oro, entre ellas dos anillos, una alianza, un sello y una pulsera todo ello de oro.

Fruto de las distintas diligencias practicadas hasta ahora y del contenido de las denuncias, se asevera la existencia de distintos y falsos trabajadores de una empresa suministradora de electricidad  que con el pretexto de realizar inspecciones se presentan en domicilios, seleccionando normalmente aquellos en los que habitan personas de avanzada edad, en este caso mujeres, las cuales ni tan siquiera entienden el servicio que se les ofrece, haciéndoles creer que se trata de una inpección de obligado cumplimiento, por lo que se ven obligadas a abrir sus puertas y que actúen en consecuencia los presuntos trabajadores.

Plan Mayor Seguridad para prevenir las principales amenazas detectadas para la seguridad de las personas mayores

Este tipo de delitos genera una gran alarma social, causando en las víctimas un desasosiego continuo ya que al producirse el delito patrimonial dentro de su propio domicilio, sienten vulnerada su esfera más íntima de protección y privacidad. Por otro lado merece especial reproche la falta de escrúpulos mostrada por los autores de los hechos al seleccionar el perfil de sus víctimas, personas especialmente vulnerables por su avanzada edad, asegurándose la completa indefensión de las mismas al actuar con total superioridad sobre éstas, destacando igualmente el daño patrimonial que causan a sus víctimas quienes en su mayoría se trata de pensionistas que difícilmente llegan a fin de mes.

Finalmente significar que la escasa normativa y el desconocimiento generalizado en cuanto al periodo de revisiones, personal autorizado, si estas son necesarias u obligatorias, redunda en una confusión mayor para el cliente y por tanto en una ventaja que se añade a la conducta de los autores de los ilícitos, por lo que se insta a los consumidores, y sobre todo a aquellos que tienen un perfil de riesgo ante este tipo de delitos, personas de avanzada edad y que viven solas, que hagan las comprobaciones con su compañía de suministros antes de permitir el acceso a personas que acudan a su vivienda diciendo ser técnicos, si no han sido previamente requeridos por ellos.