policiaAgentes de la Policía Nacional detuvieron en la calle Doctor Dacarrete a primera hora de la mañana del pasado martes día 19 de mayo a un hombre de 27 años de edad y natural de Cádiz después de localizarlo huyendo en un ciclomotor por las calles del centro ciudad. El  hombre ha sido imputado como presunto autor material de un robo con fuerza perpetrado en un establecimiento sito en la Plaza de la Cruz Verde, donde tras fracturar el cristal de una de las  ventanas e hiriéndose en varias partes del cuerpo con los cristales se apodero de la caja registradora.

Un indicativo policial perteneciente a los Grupos de Atención al Ciudadano (radiopatrullas) se desplazo sobre las 7:40 de la mañana del pasado martes día 19 de mayo hasta la plaza de la Cruz Verde donde al parecer se estaba perpetrando un robo con fuerza en establecimiento de la citada plaza. Durante el trayecto hasta el lugar de los hechos, los agentes observaron a la altura del Campo del Sur, un individuo que coincidía con las características aportadas por el requirente.

Los policías procedieron a darle el alto, momento en el que el sospechoso emprendió la huida por el interior de la ciudad, recorriendo las calles Arricruz, Profesor Alcina Quesada, Portería de Capuchinos, Cubiles, Sagasta, María Arteaga, lugar en el que los agentes  se tiene que dividir. Uno de los agentes se bajo del vehiculo policial para correr tras el individuo hasta la plaza de la Cruz Verde y los callejones de Cardoso. El otro componente de la patrulla continuo la persecución con el vehiculo policial vehículo por la calle Sagasta hasta calle Hospital de Mujeres entrando en la plaza de la Libertad, lugar en el que vuelve a localizar sospechoso a bordo de un  ciclomotor. El individuo ignorado las continuas advertencias y requerimientos de los agentes continuo con su huida por la calle Barrié dando la vuelta por el edificio de correos en la calle Jiménez Guerra, continuando la persecución por la calle Columela en cuyo lugar pierde el control de su ciclomotor, impactando contra el pavimento. En el agente que continuaba la persecución a pie  intercepto al sospechoso la calle Doctor Dacarrete para proceder a su detención, resistiéndose el ahora detenido con una fuerte oposición y forcejeando con los agentes hasta que finalmente fue inmovilizado y esposado.

Uno de los agentes  ha sufrido lesiones en la detención debido a la gran oposición que presentó el mismo, para lo cual ha necesitado asistencia medica. Igualmente se le han realizado a los agentes pruebas medicas para descartar cualquier enfermedad infecto-contagiosa debido a que el detenido estaba sangrando abundantemente debido a las heridas producidas por el cristal fracturado del establecimiento donde perpetro el robo. Debido a las heridas y al corte  que presentaba fruto  del corte con el cristal de la ventana fracturada el detenido fue trasladado servicio de urgencias del hospital Puerta del Mar. El detenido durante su estancia en el Hospital, cerca de tres horas, su comportamiento fue amenazante tanto con los agentes como con los facultativos, no colaborando en ningún momento en la asistencia sanitaria que se le realizo..

Durante la persecución una patrulla policial localizo  en el Campo del Sur una caja registradora, la cual  se encontraba con manchas de sangre y  otro indicativo policial se hizo cargo de la custodia del local donde se perpetro el robo, realizando una primera inspección ocular, observado como uno de los cristales de la puerta situada en los Callejones de Cardoso se encontraba con manchas de sangre y resto de piel. Los propietarios del establecimiento reconocieron como suyo, el cajón de la caja registradora e hicieron un recuento de los daños ocasionados, entre ellos el grupo de cerveza, varias botellas y vajillas fracturadas.

El ciclomotor utilizado en la huida, el cual se encontraba también con manchas de sangre fue trasladado por la Grúa Municipal hasta la Comisaría Provincial  donde fue recogida horas después por su  propietaria, actual  pareja del detenido.

El detenido tras la finalización del correspondiente atestado policial fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en la ciudad de Cádiz, el cual tras ser oído en declaración fue puesto en libertad con cargos a la espera de la apertura del juicio oral.