publicidad


Agentes de la Policía Nacional han detenido en la provincia de Cádiz a la directora de un Centro de Protección de Menores y a dos monitoras como presuntas autoras de  un delito de abandono de menores, así mismo otra trabajadora del centro ha sido investigada no detenida. Las cuatro implicadas eran las encargadas de la guarda de menores extranjeros no acompañados, las cuales se desentendieron de sus cuidados  al obligarlos a viajar solos hacia otras provincias. 

La investigación se inició a raíz de las denuncias sobre la  desaparición de menores presentadas por los responsables de un centro concertado de protección de menores, las cuales eran muy superiores al resto de servicios similares en la provincia de Cádiz. 

Fruto de las gestiones realizadas, se recabaron  pruebas incriminatorias sobre las cuatro personas investigadas, las cuales  habrían convencido a varios de los menores a que abandonaran el centro, trasladándolos a las estaciones de tren o autobuses donde les facilitaban un billete para viajar con destino a Sevilla sin procurarles medios de subsistencia y abandonándolos a su suerte. Posteriormente los responsables del centro  denunciaban en la Comisaría de Policía la desaparición de menores aduciendo que se habían fugado y que desconocían su paradero. 

Una vez finalizado el atestado policial, las detenidas fueron puestas a disposición de la  Autoridad Judicial que entiende del caso quién dicto su puesta en libertad con cargos a la espera de juicio.