publicidad


Al detenido se le imputan un delito de maltrato animal y otro de de desobediencia, por no respetar la normativa que regula la limitación de movimientos de personas y vehículos durante la vigencia del Estado de Alarma

publicidad


La Guardia Civil ha detenido en Sanlúcar de Barrameda a una persona, al ser sorprendido por una patrulla cuando acababa de matar a golpes a cinco perros recién nacidos. Al detenido se le imputan un delito de maltrato animal y otro de de desobediencia, por no respetar la normativa que regula la limitación de movimientos de personas y vehículos durante la vigencia del Estado de Alarma.

Los hechos ocurrieron cuando una patrulla de servició que desempeñaba cometidos de verificación del cumplimiento de las normas que regulan la limitación de movimientos de personas y vehículos durante la vigencia del Estado de Alarma, realizaba su vigilancia por la zona de la Cañada Amarguillo.

En un momento dado observaron como un individuo golpeaba algo con fuerza contra el suelo, tras sacarlo de una bolsa, y cómo al percatarse de la presencia de los guardias civiles trataba de ocultar la bolsa y esquivar a los agentes. Sin demora, los guardias civiles lo interceptaron y le requirieron para que les mostrara el contenido de la bolsa, pudiendo comprobar horrorizados cómo se trataba de cinco perros recién nacidos a los que el sujeto había estrellado contra el suelo.

Por todo esto, se procedió a su inmediata detención como presunto autor de un delito de maltrato animal y otro de desobediencia por no respetar la normativa que regula la limitación de movimientos de personas y vehículos durante la vigencia del Estado de Alarma.

Tras ser trasladado a dependencias de la Guardia Civil de Sanlúcar para la instrucción de las diligencias y comunicar al Juzgado de Guardia el hecho de su detención, fue puesto en libertad a la espera de la celebración del juicio.