Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cádiz a un hombre de 36 años de edad como presunto autor de un delito de robo con fuerza en establecimiento y un delito contra la salud pública. El detenido fue localizado cuando huía por la calle Sacramento tras perpetrar un robo en una tienda de informática donde se había apoderado de un caja registradora y varios dispositivos informáticos y accesorios para telefonía móvil.


La intervención se inició a raíz de una llamada realizada por un ciudadano a la Sala Operativa del 091 para comunicar que había escuchado un ruido en la calle y que al asomarse desde su ventana vio el escaparate fracturado de una tienda de informática. Hasta el lugar se desplazaron varios indicativos, cuyo agentes localizaron a una persona caminando por la calle Sacramento y portando una caja registradora y una bolsa.

Así pues, los agentes interceptaron al sospechoso el cual resultó ser un hombre de 36 años de edad y con numerosos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio y la salud pública. En el cacheo realizado se hallaron en poder de identificado un teléfono móvil del que no pudo acreditar su propiedad, así como una vídeo cámara, un monitor, varios pendrive y tarjetas de memoria sd y diverso material informático y accesorios de telefonía móvil. Igualmente se recuperó una caja registradora y más de 200 euros.

Una de las dotaciones desplazadas realizó una requisa del establecimiento afectado, comprobando que el cristal del escaparate se encontraba fracturado y el interior de la tienda estaba revuelto con multitud de objetos esparcidos por el suelo.

Por todo ellos y ante las pruebas incriminatorias recabadas los agentes procedieron a detener al identificado como presunto autor de un delito de robo con fuerza. En un cacheo más exhaustivo se intervinieron 15 papelinas de heroína que el detenido ocultaba junto con una tarjeta micro SD en una de las zapatillas que calzaba. Ante este hallazgo se le informó que también era detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública.

La investigación continúa abierta con el fin de determinar la participación del detenido en otros robos perpetrados en el centro de Cádiz y descubrir a otras personas que conforman un grupo organizado muy activo especializado en el robo en establecimientos.

Compartir con: