Agentes de la Policía Nacional han detenido en Algeciras a dos jóvenes por adquirir un teléfono móvil que había sido sustraído a una menor en un robo con violencia e intimidación.  Los detenidos adquirieron el terminal  por un precio muy inferior a su valor en el mercado de segunda mano.

A  mediados de diciembre de 2015 una menor denunció  en la Comisaría de Algeciras la sustracción de  un terminal móvil cuando caminaba por la calle. Fruto de la investigación realizada se detuvo al presunto autor de los hechos. Pero dicha investigación continuó abierta para localizar el terminar telefónico que había sido vendido a dos personas. Fruto de las gestiones realizadas y  a las nuevas técnicas de investigación que ofrecen los medios telemáticos se libraron las ordenes judiciales necesarias para rastrear e identificar a los usuarios que habían utilizado el terminal sustraído. Una vez identificados y localizados los receptadores del terminal telefónico fueron citados para ser oídos en declaración en Comisaria donde se les informo de los motivos de su detención como presuntos autores de un delito de receptacion.


En su posterior toma de declaración los mismos declararon que quisieron beneficiarse del precio tan económico que tenía el terminal, alrededor de un 80% menos de su valor de mercado, no haciendo preguntas sobre el origen del mismo a la persona que se lo vendía y sin saber ni interesarse sobre la  procedencia del mismo, el cual fue obtenido ilícitamente tras perpetrar un robo con violencia.

Compartir con: