La Policía Local ha detenido a dos personas durante el pasado fin de semana, una por un presunto delito contra la seguridad vial y otra por un presunto delito de abandono de menor. Así, durante la madrugada del sábado 12, cuando agentes de la Policía Local realizaban funciones de vigilancia y seguridad ciudadana por la carretera de La Barrosa, observaron cómo delante del vehículo policial circulaba un turismo de forma anómala, realizando maniobras en zig-zag e invadiendo de forma continua el carril contrario de circulación, por lo que procedieron a darle el alto.

Cuando procedieron a la identificación del conductor, apreciaron en éste claros síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Por ello, una vez informado de las obligaciones y derechos que le asisten, se procedió a realizar las pruebas de detección alcohólica, arrojando un resultado positivo, procediéndose a la detención de S.O.G., de 61 años, con domicilio en la ciudad, como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial.


Ya en la tarde del domingo, en la Jefatura de la Policía Local se recibió una llamada telefónica de un vecino, manifestando que en la  calle Sor Ángela de la Cruz se encontraba un vehículo estacionado con las luces encendidas, la llave en el contacto y en el asiento trasero un menor sentado en silla homologada, no apareciendo nadie por el lugar durante al menos diez minutos. Personados los agentes observaron al niño de dos años y medio de edad completamente sólo sentado en la silla porta-bebé en dicho vehículo. Una vez que comprobaron que el menor se encontraba bien, se procedió a la búsqueda por los alrededores del conductor del turismo.

Los agentes preguntaron a un individuo, que se encontraba en un bar jugando a una máquina tragaperras y con un vaso con bebida combinada alcohólica en la mano, si era el conductor del dicho vehículo, manifestando que sí y que el menor que se encontraba en su interior era su hijo. Con todo ello, los agentes contactaron con la madre del menor, quien compareció rápidamente y se hizo cargo de su hijo.

Por todo ello, se identificó al padre del menor como A.B.R., de 25 años, al cual se le realizó pruebas de detección alcohólica, arrojando un resultado positivo, además de un cacheo superficial encontrando medio gramo aproximadamente de cocaína. Así pues, se procedió a su detención como responsable de un presunto delito de abandono de menor.

Compartir con: