La Guardia Civil de Cádiz, como parte del esfuerzo que la 4ª Zona de la Guardia Civil de Andalucía está realizando en materia de inmigración irregular, particularmente en la zona del Estrecho, ha detenido a cuatro ciudadanos marroquíes con residencia legal en España, por cometer sendos delitos contra los derechos de los trabajadores, todo ello por intentar trasladar a la provincia de Almería a inmigrantes de esa nacionalidad, que acababan de llegar a la península de forma irregular.

Los hechos sucedieron, cuando guardias civiles de la Compañía de Vejer, participaban en el dispositivo establecido para localizar a los inmigrantes que habían huido de la zona de costa tras tocar tierra las embarcaciones en las que viajaban.



Durante el operativo, los agentes localizaron tres turismos ocupados por ciudadanos marroquíes afincados en la provincia de Almería y con residencia legal en España, que circulaban de manera sospechosa, recorriendo zonas susceptibles de servir de refugio para los inmigrantes llegados en las últimas horas.

Tras someter a estos turismos a un seguimiento discreto, los guardias civiles pudieron comprobar cómo en determinado momento recogían a inmigrantes y conducían en dirección a Algeciras, por lo que se interceptaron dichos vehículos deteniendo a sus ocupantes y poniendo a los inmigrantes recogidos a disposición del Cuerpo Nacional de Policía para las correspondientes labores de identificación y repatriación.

Hay que tener en cuenta que las personas que caen en manos de estas organizaciones, son explotadas hasta que satisfacen la deuda que supuestamente han contraído con la organización que los traslada, llegando en algunos casos a exigir dinero a sus familias en Marruecos bajo la amenaza de entregarlas a las autoridades, debiendo realizar trabajos en un régimen de semiesclavitud.

Compartir con: