La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha valorado la capacidad que han demostrado los astilleros gaditanos para recibir nuevos encargos de Iberdrola, después de construir dos subestaciones en la planta de Navantia en Puerto Real y ante los nuevos contratos que la compañía energética se ha adjudicado en países como Estados Unidos, Alemania o Francia.

Díaz ha participado en el acto de entrega de la subestación eléctrica, bautizada como Andalucía II, que ha construido Navantia en el astillero puertorrealeño, y que está destinada al parque eólico marino East Anglia One de Iberdrola en Reino Unido. Esta subestación, la mayor marina en corriente alterna construida, se suma a la Andalucía I, encargada también por Iberdrola y que ya se encuentra en el Mar del Norte.

“Siempre que tenemos la posibilidad de entregar el trabajo bien hecho en los astilleros es un motivo de reconocimiento”, ha valorado la presidenta, que ha destacado que “el talento ha tenido como reconocimiento la apuesta de Iberdrola por nosotros”, porque “hemos sido fiables, competitivos y damos seguridad, en un momento en el que la seguridad y la excelencia se convierten en un elemento a tener en cuenta”.

La Junta trabajará, de la mano de Navantia, para que los astilleros sumen nuevos encargos de este tipo, al tiempo que seguirá reivindicando carga de trabajo para Navantia “tanto en el ámbito civil como militar”.

Susana Díaz ha hecho hincapié en que “Andalucía está haciendo una apuesta importante por su tejido industrial, que es fundamental en la evolución de nuestro tejido productivo” y también en medidas de “apoyo y formación de los trabajadores”.

Del mismo modo, ha pedido a “Navantia y al resto de grandes empresas de Andalucía hagan una apuesta por la formación dual”, porque “ahí es donde vamos a ser capaces de que nuestro talento se adapte a las necesidades del mercado y de que las necesidades de las empresas se vean correspondidas con el tipo de formación que hacemos por parte del Gobierno”.

“Reclamamos a nuestro tejido industrial que apostéis, de la mano del Gobierno, por nuestro talento, para que nuestros profesionales se adapten a los cambios rápidos, constantes e inminentes que vamos a tener en nuestro mercado laboral”, ha añadido.

Consumo de energías renovables

La presidenta de la Junta ha hecho referencia también en su intervención a que Andalucía está cinco puntos por encima de la media de España en consumo de energías renovables”, con un 19,7% sobre el total frente al 14,5% de media.

Díaz ha apuntado que “somos la tierra con mayor número de horas de sol y una potencia eólica por explotar”, por lo que se ha mostrado convencida de alcanzar el objetivo europeo del 32% de consumo de energías renovables en 2030, lo que, a su vez, “nos va a ayudar a reducir costes energéticos y a dejar un legado a las generaciones futuras acorde con el mundo del que tienen que disfrutar”.

“Queremos hacer de Andalucía un espacio verde, digital, sostenible, puntero e innovador, cuyo valor añadido se base en la investigación, el desarrollo y el conocimiento, con un alto valor del empleo”, ha señalado Díaz, para quien “Andalucía ha hecho las cosas bien, da seguridad, tiene estabilidad, da confianza”, cuenta con jóvenes preparados y un tejido empresarial y unas universidades a la altura.

Todo ello pone a la comunidad “en condiciones de alcanzar el lugar que merece, por esfuerzo, por infraestructuras, por talento, por compromiso, por infraestructuras y por servicios públicos”, según la presidenta, que ha reafirmado “compromiso de seguir empujando y no dejar pasar ninguna oportunidad de generar riqueza y empleo”.

Andalucía II

Andalucía II, la mayor subestación marina en corriente alterna construida, iniciará su travesía en las próximas semanas al parque eólico que Iberdrola levanta en aguas británicas. Con una potencia instalada de 714 megavatios (MW) y una inversión de más de 2.500 millones de libras, este proyecto renovable es el más grande desarrollado hasta el momento por una empresa española.

La entrega de esta unidad, realizada en los plazos acordados tras 15/16 meses de trabajo, ha permitido la generación de una media de 300 empleos en los astilleros de Puerto Real, que, en momentos punta de trabajo, se ha elevado a 420 personas.

 

Compartir con: