publicidad


Redacción | Cádiz.- La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha acogido recientemente un curso de formación avanzada en uso y manejo de test de diagnóstico rápido en VIH, en el que participaron medio centenar de miembros de diez asociaciones de la provincia que realizan esta prueba. Andalucía cuenta con un Programa de Diagnóstico Precoz de VIH mediante el uso de los mencionados test rápidos de detección de anticuerpos, que se realiza a través de asociaciones y entidades andaluzas que trabajan en este ámbito.

De hecho, en 2015, se realizaron en la provincia un total de 482 tests, que permitieron tres casos positivos; ello supone un 32% más de pruebas con respecto a 2014, pero un descenso en el número de positivos, pasando de diez a los tres mencionados.

Las asociaciones gaditanas que trabajan con estas pruebas son Mujer Gades en Cádiz, Chiclana, Sanlúcar y San Fernando; Cruz Roja en la capital gaditana; Proyecto Hombre y Siloé en Jerez; ALAT en Rota; Comité Ciudadano Antisida del Campo de Gibraltar en Algeciras; Coordinadora ‘Despierta’ y CEA en La Línea; Triángulo en Sanlúcar y Jerez. El próximo marzo se incorporará, además, la asociación Cruz Blanca.

El curso contó con Fernando Lozano y Carmen Zamora, director y técnica del Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) de la Consejería de Salud, quienes abordaron el estado actual de la epidemia, la importancia del diagnóstico precoz, así como la dimensión social de la enfermedad. Asimismo, Eva Uros, representante de la asociación Alere hizo un adiestramiento práctico del test de saliva.

Test de saliva

La provincia realiza desde febrero de 2009 estas pruebas –con un 98,66% de sensibilidad y un 98,9% de especificidad-, que se llevan a cabo fuera del ámbito hospitalario para conseguir que las personas que están infectadas y no lo saben puedan ser diagnosticadas y así iniciar cuanto antes el tratamiento correspondiente.  Se estima que un 25% de las personas que tienen Sida desconocen su situación, lo que implica un retraso en el inicio de su tratamiento y, por tanto, una reducción de sus probabilidades de supervivencia, además de poder estar infectando a otras personas si mantienen prácticas sexuales de riesgo.

Los profesionales sanitarios aseguran que la mortalidad sería mucho menor si los casos se diagnosticaran en fase de infección, de ahí la importancia de una detección precoz, antes de aparecer los síntomas de las enfermedades indicativas de que existe Sida. Por este motivo, se puso en marcha este programa que acerca el test de diagnóstico precoz a aquellas personas que, según un análisis de situación, poseen un mayor riesgo de estar infectadas de VIH-Sida y que habitualmente no acuden a los centros sanitarios.

La incidencia del Sida ha bajado un 15,4% en 2014 en la comunidad andaluza, que tiene asimismo una tasa de infecciones por VIH por debajo de la media española. No obstante, desde la Consejería de Salud se recuerda la importancia de la prevención con el fin de evitar el contagio y la propagación de la epidemia del VIH.