publicidad


El Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico de Diputación (IEDT) ha contratado con la empresa Kultura, Ideas y Estrategias para el Patrimonio SL la dotación de los bienes expositivos que convertirán la casa natal de Camarón de La Isla en un centro de interpretación. La cuantía de este contrato, tras resolverse la licitación pública convocada, asciende a 137.940 euros. Se trata de la segunda intervención promovida por el IEDT en el número 29 de la calle Carmen, en San Fernando, donde se localiza el patio de vecinos donde residió José Monje Cruz desde su nacimiento –el 5 de diciembre de 1950- hasta los 16 años de edad.

La primera actuación en este enclave del barrio de Las Callejuelas es la rehabilitación del inmueble, aún en ejecución, cifrada en 224.762´11 euros. La suma de las dos iniciativas agrupa un saldo inversor que supera los 360.000 euros. El presupuesto se consigna en el proyecto Cádiz Origen de las Culturas, financiado en un 80 por ciento por los fondos europeos FEDER y completo con recursos propios del IEDT de Diputación. El citado proyecto se incluye en el programa operativo Feder Andalucía 2007-2013. Tanto la recuperación de la finca como la dotación de los contenidos museográficos se rigen por proyectos redactados por personal técnico del Ayuntamiento de San Fernando.

La vicepresidenta del IEDT y responsable del área de Empleo de Diputación, Ana Carrera, ha valorado esta intervención por su contribución al diseño de un producto turístico asociado a Camarón de La Isla. “Son inversiones que tendrán un retorno económico asegurado, a tenor del interés internacional que suscita la figura de Camarón de La Isla”. Un interés que propiciará visitas a la casa natal de José Monje Cruz, “estimulando actividad económica y mejorando las condiciones para crear empleo asociado al turismo y la cultura”.

El proyecto municipal sobre el que se ha orientado el proceso de contratación se denomina Las Claves de Camarón. En concreto, se relacionan seis ejes temáticos distribuidos en las estancias que delimitan el patio de vecinos donde vivió José Monje Cruz. Los enunciados son lo siguientes: de La Isla a San Fernando, en el que se precisa la evolución de la trama urbana isleña; el barrio de Las Callejuelas; La casa. El patio de vecinos (donde se reproducirán sonidos que recrearán el ambiente de los denominados corrales y las relaciones sociales del vecindario); Las fuentes. El flamenco, planteado para exponer las figuras del arte jondo y los diferentes palos; La forja del mito, en el que se relatarán las pasos incipientes de Camarón con sus actuaciones en la Venta de Vargas junto a Rancapino, en la feria de Sevilla, sus intervenciones en Málaga en el seno de la compañía de Miguel de los Reyes, su participación en el cuarto festival de Cante Jondo en Mairena del Alcor o en la Caracolá de Lebrija, así como sus primeras apariciones en Madrid; José Monje. Su familia y su entorno afectivo. Este espacio se reproduce en las dos estancias donde vivió la familia de Camarón. Se prevé, en dicho lugar, la proyección de un audiovisual circular de 360 grados.

Las claves descritas conforman el recorrido vital y el contexto social de los primeros 16 años de vida de José Monje Cruz. Estos pasajes se alternan en la zona de exposición permanente. El resto de áreas que se habilitarán en el número 29 de la calle Carmen son: la de servicios, la recepción y el patio. El patio se concibe como un elemento esencial al respetarse su carácter de núcleo en el que confluyen las vivencias de las familias residentes en un corral de vecinos: este enclave estará capacitado para exposiciones temporales y actos públicos, y dispondrá de una pantalla y proyector con tecnología LCD. También contendrá un punto de información y un sistema de iluminación, si bien a este espacio también llegará la luz natural a través de la montera acristalada a dos aguas que cubrirá esta superficie.

El centro de interpretación estará provisto de paneles con textos explicativos en español, inglés y alemán, reforzados con imágenes fijas y en movimiento. El resultado final deberá respetar premisas como la accesibilidad a todas las estancias, así como el uso de soportes innovadores fáciles de utilizar y que no entrañen un mantenimiento costoso.