El ahorro anual ronda los 46.000 euros, que en términos energéticos equivalen a más de 336.000 kilowatios hora al año, y se reduce la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero en una cuantía que supera los 134.000 kilos de dióxido de carbono. Esos datos son los beneficios estimados de la implantación de una estrategia de eficiencia energética que la Diputación de Cádiz emprenderá en cuatro de sus sedes: el Palacio Provincial, el Edificio Roma, la Residencia de Mayores Matía Calvo y el centro asociado a la UNED en la capital gaditana.


La presidenta de Diputación, Irene García, ha explicado los pormenores de esta iniciativa junto al responsable del área de Desarrollo Sostenible de la institución provincial, Javier Pizarro. La Agencia Provincial de la Energía de Diputación promueve y diseña estos proyectos que requieren una inversión de 1.353.433´97 euros. La Agencia Andaluza de la Energía aporta un 74% de este presupuesto gracias a la disposición de fondos europeos, mientras que Diputación asume casi el 26 por ciento mediante recursos propios. Esta intervención ya se ha publicado en la plataforma estatal de contratación, licitada a través de cuatro lotes (uno por cada edificio).

“Con estos proyectos damos ejemplo”, ha manifestado Irene García, quien confirma que se cumple con una pretensión anunciada hace algo más de tres años, al inicio del actual mandato corporativo de Diputación: intervenir en el patrimonio de la institución provincial desde la base de una planificación, optimizando recursos gracias a la captación de fondos europeos, con instalaciones más sostenibles y que reducen el gasto público. “Al término del mandato dejaremos unos edificios en mejores condiciones y con un claro compromiso medioambiental”, concluía la presidenta de Diputación.

En tres de los inmuebles planteados –Palacio Provincial, Edificio Roma y sede de la UNED- se adoptarán soluciones avanzadas de aislamiento térmico en carpinterías de ventanales, balcones cerramientos y fachadas; así como la implantación de luminarias LED. En el Palacio Provincial se aplicarán nuevos productos orgánicos a las fachadas de los patios interiores; en el Edificio Roma se reformará su torreón con la instalación de una nueva cubierta; al igual que en la sede de la UNED en la que también se renovarán las cubiertas.

En la residencia Matía Calvo se implantarán sistemas básicos de generación de energía térmica: en concreto se instalarán 69 módulos de placas solares para la producción de agua caliente. Junto a esta novedad se sustituirá la actual caldera de gasoil por otra de gas natural, por condensación, de alto rendimiento y elevada eficiencia.

Las administraciones públicas locales, al no poder operar en el campo del suministro y distribución de energía, pueden contribuir a la lucha contra el cambio climático mediante intervenciones de ahorro. En la Unión Europea se han establecido las siguientes directrices en el horizonte del año 2030: reducir un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero –en relación a los niveles del año 1990- y lograr la presencia de al menos un 27% de energías renovables.

Compartir con: