La presidenta de Diputación, Irene García, ha suscrito una nueva edición del Plan de Desarrollo Socioeconómico y Empresarial de la provincia de Cádiz junto a representantes de seis entidades empresariales. Para el desarrollo de las medidas contempladas en este acuerdo la institución provincial destina 225.000 euros, quintuplicando la aportación que se asumió hace sólo dos años. Los colectivos y representantes que han rubricado la iniciativa son: la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) a través de Juan Antonio Martínez Romero; la Asociación de Empresarias y Profesionales de Cádiz (AMEP) representada por Gemma García Bermúdez; la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo (Faecta) con Antonio Gómez Pernía como firmante; la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), representada por José García Galván; la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), con María del Carmen Salcines; y la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), representada por Inés Mazuela.


“Ninguna idea de negocio se puede quedar en el camino por falta de apoyo”, ha manifestado Irene García para expresar el principio que motiva esa alianza con las organizaciones empresariales. Con entidades que representan a las cooperativas, al movimiento autónomo, a los negocios promovidos por mujeres y con especial dedicación a los proyectos concebidos en el ámbito rural. “Necesitamos empresas –sea cual sea su forma jurídica-, emprendedores, ideas de negocio, más innovación, proyectos…”, insistía la presidenta de Diputación, junto a la responsable del área de Empleo en la institución provincial y vicepresidenta del IEDT, Ana Carrera.

El equipo de gobierno que preside Irene García acaba de cumplir tres años al frente de Diputación. Al respecto Irene García ha recordado que entonces y ahora la principal prioridad de dicho ejecutivo es crear las condiciones necesarias para fomentar nuevos empleos. Hace tres años la estadística oficial cifraba el paro en 180.000 personas; en la actualidad el registro se sitúa en 147.000 demandantes de empleo. Para seguir reduciendo este dato es preciso perseverar “en la colaboración con las entidades empresariales, plasmada en este tipo de convenios”. La presidenta de Diputación apuntó además los beneficios que está reportando la denominada Formación a la Carta regulada en el convenio que se mantiene con la Confederación de Empresarios de Cádiz y que en su edición en vigor se aplica conforme a una inversión de 1´2 millones de euros.

El Plan de Desarrollo Socioeconómico y Empresarial comprende la realización de talleres en centros educativos para difundir y fomentar la cultura emprendedora; jornadas diseñadas para fortalecer las habilidades de las mujeres empresarias; estimular nuevas iniciativas de negocios en el ámbito rural; crear empresas vinculadas al medio ambiente y canalizar su inversión hacia el desarrollo sostenible; jornadas sobre futuro emprendedor dirigidas a ciclos formativos; divulgación de nuevas tecnologías entre autónomos rurales; prestación de servicios personalizados para la consolidación de negocios… objetivos particulares para cada organización empresarial y con suficiente dotación presupuestaria.

Más allá de la convergencia con las entidades empresariales, Diputación ha incorporado instrumentos novedosos en estos tres años de acción de gobierno. En concreto destacan las cuatro ediciones del Plan de Cooperación Local (planes de empleo), así como las dos etapas del Plan Invierte, que suman más de 40 millones de euros dedicados a la creación de empleo y la renovación de infraestructuras en todos los municipios gaditanos.

Compartir con: