Redacción | Provincia.- La vicepresidenta segunda de la Diputación de Cádiz y responsable del área de Desarrollo Sostenible, Maribel Peinado, intervino el pasado martes en Sevilla en el lanzamiento de la red andaluza de compra pública sostenible, una acción comprendida en el marco del Proyecto Greens, actividad promovida por la Unión Europea. La reunión fue convocada por la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).

Maribel Peinado señaló durante su intervención en esta reunión que “la compra pública verde debe ser una prioridad en la agenda política a medio y largo plazo y también para las administraciones locales”. Al respecto, “el trabajo en red y la cooperación entre organismos son un elemento fundamental a la hora de desarrollar con efectividad estas políticas de compra pública”.


La Diputación de Cádiz, a través de su Agencia Provincial de la Energía, trabaja actualmente junto a un consorcio internacional en el Proyecto Greens, una iniciativa enmarcada en el programa interregional Horizonte 2020 de la Unión Europea. Este proyecto tiene el objetivo de capacitar a las autoridades y trabajadores públicos para la correcta aplicación de las políticas de compra pública sostenible, con especial incidencia en productos y servicios consumidores de energía. Para alcanzar esta meta se constituirán unidades especializadas en compra pública sostenible en el seno de Agencias Locales y Regionales de Energía de siete regiones de la Unión Europea para dar apoyo y soporte técnico a los organismos públicos.

Para ello, el proyecto propone acciones como: creación de una base de datos de modelos de pliegos para licitaciones con criterios de compra pública verde, programas de formación para empleados y responsables públicos, desarrollo de herramientas de análisis de ciclo de vida (LCA) para evaluar ofertas, o guías sobre las tecnologías más eficientes disponibles.

Además, se establecerá una red de trabajo entre las autoridades a distinto nivel con objeto de afrontar las incertidumbres existentes y definir las áreas en las que aplicar los criterios de compra sostenible, criterios de calidad y evaluación de ofertas. A través de esta cooperación se busca encontrar soluciones y propuestas que impulsen una mejora en la regulación de la compra pública sostenible.

La propuesta está coordinada por la Agencia Provincial de la Energía de Cosenza (Italia), que encabeza un consorcio internacional formado por 14 entidades de ocho países europeos (Italia, Suecia, Chipre, España, Alemania, Letonia, Eslovenia y Bulgaria). El proyecto tendrá una duración de 36 meses y un presupuesto total estimado de 1.489.000 euros, de los cuales 98.000 corresponderían a la Agencia Provincial de la Energía de Cádiz.

Compartir con: