publicidad


La Diputación de Cádiz ya ha hecho entrega a la Junta de Andalucía de las 50.000 mascarillas que le había anunciado, para que puedan ser utilizadas por el personal del Servicio Andaluz de Salud, SAS. Desde hora temprana de esta mañana, el ente autonómico ya tiene en su poder esta donación que la Diputación ha depositado en la Delegación de Gobierno.

Se trata de 50.000 mascarillas quirúrgicas, con las que la Diputación quiere contribuir a  garantizar las condiciones higiénico-sanitarias del personal adscrito al SAS, en momentos en que la gran demanda de estos equipos de protección individual a causa de la incidencia del coronavirus ha complicado su adquisición y suministro por parte de la administración competente.

Por ese motivo, la presidenta de la Diputación, Irene García, ofreció a Delegación del Gobierno de la Junta en Cádiz, 50.000 unidades procedentes de la remesa de 800.000 que ha adquirido y distribuido entre los ayuntamientos de todos los municipios y ELA de la provincia para su uso entre el personal de los servicios públicos esenciales y para garantizar las condiciones de seguridad de las profesionales de la ayuda a domicilio, los centros de drogodependencias y las residencias de ancianos que gestiona la Diputación. Desde la Junta se respondió afirmativamente a este ofrecimiento y hoy se ha hecho efectiva la entrega.