publicidad



El proyecto GreenS tiene el objetivo capacitar a las autoridades y trabajadores públicos en la correcta aplicación de las políticas de compra pública sostenible, con especial foco en productos y servicios consumidores de energía. La Diputación de Cádiz, a través de la Agencia Provincial de la Energía, participa en esta iniciativa europea, junto con otras 14 entidades de ocho países, con un presupuesto total para su ejecución de 1.489.000 euros, de los cuales 98.000 euros han sido asignados a la agencia. Un hecho que es “motivo de satisfacción” para la vicepresidenta segunda y responsable de Desarrollo Sostenible, Maribel Peinado, “por haber sido seleccionados y por poder demostrar la cualificación de los técnicos de la agencia para asumir proyectos de este tipo”, ha comentado durante la presentación.

Pablo Quero, técnico de la agencia, ha explicado qué persigue la compra eficiente de un producto o servicio, que no sólo debe evaluar el coste inicial de mercado, también el coste de su ciclo de vida y cuánto va a costar su reciclaje. En el cálculo de este coste total deben implicarse las administraciones y las empresas, a la hora de ofrecer éstas su catálogo de artículos y actuaciones.

Maribel Peinado ha informado de que la Diputación trabaja desde el pasado mes de mayo junto a un consorcio internacional en el proyecto GreenS, una iniciativa enmarcada en el programa interregional Horizonte 2020 (2014-2020) de la Unión Europea, que financia proyectos de investigación e innovación. El proyecto está coordinado por la Agencia Provincial de la Energía de Cosenza (Italia), que encabeza un consorcio internacional formado por 14 entidades de ocho países europeos (Italia, Suecia, Chipre, España, Alemania, Lituania, Eslovenia y Bulgaria). En Andalucía la Agencia de la Energía de Cádiz colabora con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) en el desarrollo del proyecto.

En líneas generales el proyecto propone acciones como: creación de bases de datos, de modelos de pliegos para licitaciones con criterios de compra pública verde, programas de formación para empleados y responsables públicos, desarrollo de herramientas de análisis de ciclo de vida (LCA) para evaluar ofertas o guías sobre las tecnologías más eficientes disponibles. Asimismo, para el sector empresarial la compra pública sostenible es una herramienta útil para fomentar la innovación y la competencia en el mercado.

El proyecto prevé la realización de 21 proyectos piloto en los que se dará soporte y asesoramiento a entes públicos de la provincia de Cádiz para la inclusión de criterios de compra sostenibles en licitaciones públicas. En esta fase final los ayuntamientos podrán participar activamente en la iniciativa y aprovechar la oportunidad que esta supone.

El gasto de las administraciones públicas en Europa asciende a  2 trillones de euros anuales, lo que equivale al 19 por ciento del producto interior bruto de la Unión Europea. La incorporación de criterios de compra pública sostenible permite a las administraciones públicas disminuir el impacto ambiental de su actividad avanzando hacia los objetivos de sostenibilidad, ahorro energético y reducción de emisiones de efecto invernadero, y en última instancia disminuir su coste económico.