El Boletín Oficial de la Provincia del pasado 9 de agosto publicó las bases de la concesión de ayudas para cofinanciar el Plan de Mejoras en caminos rurales de titularidad municipal, para el que la Diputación de Cádiz ha reservado una partida plurianual de 1,8 millones de euros. La entidad provincial financia con sus propios fondos estas ayudas con el objetivo de mejorar estas vías agrarias y los accesos a las explotaciones para potenciar su competitividad.

Pueden acceder a las ayudas de esta convocatoria aquellos municipios de la provincia de Cádiz que hayan resultado beneficiarios de la subvención otorgada por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta. Desde la fecha de publicación de estas bases en el BOP, el pasado nueve de agosto, estos ayuntamientos disponen de un mes, es decir hasta la segunda semana de septiembre, para poder solicitar las ayudas.



Estos municipios que participan del reparto de fondos de este Plan de Mejoras en Caminos Rurales son en su mayoría menores de 20.000 habitantes: Castellar, El Gastor, Espera, San José del Valle, Villaluenga del Rosario, Zahara de la Sierra, Alcalá de los Gazules, Alcalá del Valle, Algodonales, Benalup-Casas Viejas, Jimena, Olvera, Paterna, Prado del Rey, Trebujena, Ubrique y Villamartín. Sólo tres superan esa población: Barbate, Conil y Rota.

Estas ayudas ya fueron aprobadas en un pleno extraordinario el pasado 25 de julio por unanimidad. En esa sesión, la diputada Encarnación Niño ya explicó que los beneficios de este plan tienen una doble vertiente: por un lado su aspecto medioambiental y de seguridad de estas vías agrarias, y, por otro, como elemento de apoyo a la actividad económica del sector primario, que se sirve de estos caminos para acceder a sus diferentes explotaciones de zonas rurales.

Con estos casi dos millones de euros, que  se suman a los cinco millones que concede la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural la Diputación trata de que la aportación de los municipios a este fin sea lo menos gravosa posible, y no tengan que renunciar a mejorar estas vías pecuarias por falta de liquidez, al no contar con el 40% que les correspondería asumir. Por ello, de modo gradual -cuanto más pequeño es el  municipio, mayor es el porcentaje que aporta- la inversión de Diputación posibilita que ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes sólo tengan que asumir el 5% del total de los trabajos; los de entre 5.000 y 20.000 habitantes, el 15%; y los mayores de 20.000, el 20%.

Compartir con: