publicidad


La Diputación de Cádiz va a presupuestar con alrededor de un millón de euros la tercera y última fase del plan Crece empleo del IEDT, informa la diputada del área de Empleo, Ana Belén Carrera, quien señala que este esfuerzo está provocado por “la restricción del gasto que se prolongó en el tiempo en la anterior Corporación, que comprometió los tiempos de ejecución de los proyectos y las actuaciones”.

El plan Crece empleo del Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico (IEDT) se desarrolla en todos los municipios de la provincia. Pertenece a una resolución de una convocatoria de 2011 de ayudas del Fondo Social Europeo. Fue aprobado como proyecto financiable con un presupuesto elegible que ha rondado en su ejecución los quince millones de euros, siendo la ayuda del fondo el 80% de dicho presupuesto. Se trata de un proyecto europeo que se ejecuta en determinados plazos.

El objetivo en esta acción de empleo es mejorar el nivel de integración laboral de personas desempleadas, a través de la creación de itinerarios individuales integrados de inserción. No sólo se imparte una formación específica, sino también tutorías, formación transversal (medioambiente, igualdad de oportunidades, lucha contra la discriminación y nuevas tecnologías) y se hacen prácticas en empresas en entorno laboral real. Los propios municipios, como primeros y directos conocedores de la realidad local y de las necesidades y potencialidades de su territorio, han sido los encargados de elegir qué tipo de actuaciones formativas desean llevar a cabo en cada localidad.

En la provincia, entre la primera y segunda fase ya finalizada se han efectuado acciones formativas con un presupuesto aproximado de casi 12 millones para 2.239 personas beneficiadas, 155 cursos y trabajo para 155 docentes, 52 técnicos de gestión y 62 agentes de empleo.

La tercera fase contempla cuatro temáticas que son las que se han demandado como básicas para cumplir con el cometido de su título “Reactivación Laboral”: Servicios básicos de restaurante y bar; Trabajos auxiliares en obras de construcción; Inglés Profesional para turismo y Operaciones auxiliares en tecnologías de la información y la comunicación. Estas temáticas ahondan en sectores y competencias básicas para segmentos de población y sectores económicos muy atacados por la crisis económica, informa el IEDT.

Al respecto del esfuerzo llevado a cabo por la Diputación para finalizar la tercera fase del Plan Crece empleo, Ana Belén Carrera  ha recordado la prioridad del equipo de gobierno provincial presidido por Irene García, que es el empleo y la asistencia a los municipios con población menor a los 20 mil habitantes. “La ejecución de la última fase del plan sirve de puente entre las dos primeras fases del Plan Crece empleo ya ejecutadas y el Plan de Activación Profesional, aprobado por el Pleno de la Diputación, con un presupuesto superior a los cuatro millones de euros”, indica la diputada.

Esta inversión permitirá financiar 104 actuaciones en 40 localidades de la provincia, de ellos 29 con población de menos de 20 mil habitantes, y en once Entidades locales autónomas (ELA). Se prevé promover más de mil contratos durante los dos meses de ejecución de este Plan de Activación Profesional.