publicidad


 

Este fondo se distribuye en 40 localidades para cubrir gasto corriente de los ayuntamientos, contraído desde el 13 de marzo. Se cumple lo anticipado por Irene García ante el Consejo de Alcaldías

Diputación publica en el Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz (BOP), en su edición de hoy jueves 23 de abril, las bases reguladoras del Plan de Ayudas Sociales Extraordinarias, diseñado para compensar los gastos contraídos por ayuntamientos para encarar la actual crisis sanitaria. Con esta inserción se cumple lo anticipado por la presidenta de Diputación, Irene García, en el Consejo de Alcaldías celebrado el martes 21 de abril, si bien esta intervención pública dispondrá incluso de un presupuesto mayor del previsto. En concreto: 1.199.999,84 euros, para 40 poblaciones (los 30 municipios con menos de 20.000 habitantes y las diez entidades locales autónomas gaditanas).

El plan, tal como planteó Irene García, permitirá subvencionar los gastos asumidos por los ayuntamientos desde el 13 de marzo y hasta la finalización del estado de alarma. En el anuncio publicado en el BOP se expresa que con carácter general las actuaciones amparadas por esta iniciativa deberán ejecutarse y justificarse antes del 1 de octubre de 2020, salvo que en la resolución de concesión de la ayuda se indique un plazo diferente por causa justificada.

La cobertura de este plan de emergencia es muy amplia. Atenderá gastos corrientes desembolsados por los ayuntamientos para adquirir alimentación básica, productos para la higiene, limpieza, aseo personal, ropa, bienes para la desinfección, fármacos con prescripción facultativa, servicios públicos prestados con motivo del coronavirus, alojamiento temporal para personas sin hogar, incentivos para atender a colectivos vulnerables o a mujeres víctimas de violencia de género, gastos y dietas de voluntarios adscritos a Protección Civil e incluso costes laborales de personal contratado desde el 13 de marzo para implementar servicios frente a la pandemia.

Las ayudas económicas se distribuyen en cuatro grupos, determinados en función del número de habitantes. Se desglosan del siguiente modo:

–         Poblaciones de hasta 1.500 habitantes. Cada localidad recibirá 23.181,81 euros. Algar, Benaocaz, El Torno, Facinas, San Isidro del Guadalete, Tahivilla, Torre Alháquime, Torrecera, Villaluenga, Zahara de los Atunes y Zahara de la Sierra.

–         Poblaciones entre 1.501 y 5.000 habitantes. Cada localidad recibirá 27.727,27 euros. El Bosque, Castellar, Espera, El Gastor, Estella del Marqués, Grazalema, La Barca de la Florida, Nueva Jarilla, San José del Valle, San Martín del Tesorillo y Setenil.

–         Poblaciones entre 5.001 y 10.000 habitantes. Cada localidad recibirá 30.000 euros. Alcalá de los Gazules, Alcalá del Valle, Algodonales, Benalup-Casas Viejas, Bornos, Guadalcacín, Jimena, Olvera, Paterna, Prado del Rey, Puerto Serrano y Trebujena.

–         Poblaciones entre 10.001 y 20.000 habitantes. Cada localidad recibirá 46.666,66 euros. Chipiona, Medina, Tarifa, Ubrique, Vejer y Villlamartín.

Tras la publicación de las bases en el BOP se abre un periodo de 10 días hábiles para que los ayuntamientos puedan formular alegaciones. El plan, salvado ese plazo, se elevará al Pleno de Diputación para adoptar el acuerdo de aprobación. Con la validación plenaria el documento se divulgará en el tablón de anuncios y edictos de la institución provincial, al tiempo que se abren 15 días naturales para que los ayuntamientos presenten sus solicitudes de participación junto a la memoria y el presupuesto del programa de servicios y suministros que puede subvencionar este plan.

Toda esta documentación debe remitirse, a través del registro electrónico, a la Oficina Técnica de Presidencia de la Diputación de Cádiz. El personal de dicha oficina verificará si todo lo aportado por los ayuntamientos cumple con las bases reguladoras, abriendo un plazo de diez días hábiles para la subsanación de posibles defectos.

Diputación cubrirá todo el importe presupuestado mediante un pago anticipado, con el ánimo de inyectar liquidez a los ayuntamientos cuanto antes.

Este Plan de Ayudas Sociales Extraordinarias es una medida de emergencia que, desde Diputación, se fortalecerá con intervenciones de mayor cuantía pero que requieren un procedimiento de aprobación diferente. Irene García confirmó en el Consejo de Alcaldías que en el Pleno de mayo se conocerán otras dos actuaciones públicas: el programa financiado con el 20 por ciento del superávit del año 2019, en consonancia con el límite autorizado por el Gobierno de España; y también se determinará el nuevo diseño del presupuesto del año 2020, en virtud de las modificaciones que se aprueben para atender los nuevos retos frente a la pandemia